EL PAíS › GABRIELA ALEGRE, EX FUNCIONARIA

“Es una operación”

 Por Eduardo Videla

–¿Cómo explica el hallazgo de cajas con elementos de la tragedia de Cromañón en la dependencia que estuvo a su cargo?

–No hubo ningún hallazgo. Yo misma le informé a María José Guembe que estaban esas cajas con elementos que provenían del Hospital de Clínicas y del CGP 2 Sur, que fue la cabecera de atención a las víctimas.

–¿Por qué llegaron esos elementos a su poder?

–En enero de 2005, el CGP nos entregó elementos que los vecinos encontraron en el barrio en las horas posteriores. Zapatillas, documentos, mochilas. Todo fue inventariado y rotulado. En marzo de ese año recibimos otros elementos que enviaron del Hospital de Clínicas, que habían pertenecido a personas atendidas allí. También estaban inventariados.

–¿Qué hizo usted con esos elementos?

–Intentamos entregarlo a la Justicia. Pero en ese momento tanto el juzgado como la fiscalía estaban sobrecargados de trabajo. Y la Comisaría 7, que actuaba en la instrucción, estaba intervenida. En ese momento no recibieron los elementos. Algunos de ellos fueron entregados a sus dueños: un documento de identidad, una mochila. Como allí funcionaba el Centro de Atención a la Víctima y muchos venían a cobrar los subsidios y reclamaban pertenencias, si acreditaban que eran de ellos mediante una descripción fehaciente, se les entregaba. En otros casos se fue a buscarlos a sus casas.

–¿Le quedó a usted una constancia por escrito de que puso estos elementos a disposición de la Justicia?

–No. Se hizo todo en forma verbal. Yo le di instrucciones a la gente que trabajaba conmigo para que informaran a la Justicia y a la comisaría. Yo no quiero incriminar a nadie, tengo entendido que fueron, pero no tengo en mi poder ningún papel.

–¿Los elementos podían constituir una prueba para la causa?

–De ninguna manera. La causa está llena de elementos como éstos. En el santuario de Once hay zapatillas y otras pertenencias.

–Cuando usted dejó la Subsecretaría, ¿no informó que existían esas cajas?

–El día que dejé mi cargo le avisé a María José Guembe que estaban estas cajas con efectos personales. No pueden decir que es un hallazgo porque ya lo sabían, siempre estuvieron allí.

–Entonces a qué atribuye esta denuncia.

–A una operación política contra Aníbal Ibarra en el marco de la pelea con Jorge Telerman. Si no, no se entiende cómo yo me entero por la prensa de que hay un sumario administrativo, si mi oficina era contigua a la de María José Guembe. En el Ministerio hay una cuestión de acumulación de poder. Estaban buscando la oportunidad para sacarme de esta área.

–¿Cómo era su relación con la ministra Gabriela Cerruti?

–En cuatro meses hablamos una sola vez, pese a que lo intenté en varias ocasiones, por problemas de gestión.

–¿Usted presentó la renuncia o se la pidieron?

–Me enteré por los medios de que estaban pidiendo mi renuncia. Después me llamó Cerruti para decirme que tenía que renunciar. Pero desde que me enteré de esto ya consideré que estaba afuera de este Gobierno. Mañana (por hoy) la voy a presentar por escrito.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.