SANTA FE

"Vamos a reestablecer la confianza de los ciudadanos con la policía"

Así lo planteó Rosúa, al presentar a los nuevos jefes policiales de la provincia. "La policía debe ser eficaz, pero sin necesidad de violar las leyes", señaló el ministro de Gobierno.

 Por José Maggi

Una policía que reciba la atención económica adecuada de parte del Estado provincial, para que pueda desarrollar una política fuerte frente al delito, y poder reestablecer así la confianza con la ciudadanía. Este es "el modelo" al que aspira el ministro de Gobierno, Roberto Rosúa, y que fue explicado ayer al presentar al flamante jefe de policía provincial, el comisario Jorge Pallavidini, quien hasta ayer era subjefe de la misma. El nuevo jefe aclaró que "decir que la prioridad es la lucha contra el narcotráfico es negarle a la gente el derecho que tiene a vivir tranquila en otro aspectos de la seguridad como delitos contra la propiedad. De modo que no hay prioridades que superen a otras: la policía debe actuar y ser eficiente en todo".

El ministro presentó ayer a las nuevas autoridades: además de Pallavidini, a Raúl Aniceto Morán, como subjefe de la fuerza. En ese marco delineó el nuevo horizonte de la fuerza. "Hacia lo interno disciplina y eficacia tanto como respeto y consideración al personal policial, al que debemos protegerlo de todas las maneras que se pueda frente a los infortunios sobre todo el personal de tropa que vive en condiciones muy duras. Con ellos vamos a tener una fuerte acción de solidaridad social. Y en lo externo la búsqueda de una política preventiva fuerte, una política reactiva fuerte frente al delito, además de un estrecho contacto con la comunidad a través de los jefes policiales y la Dirección de Seguridad Comunitaria. Todo esto en el marco del respeto irrestricto a las normas que rigen el estado de derecho democrático. Porque la policía debe ser eficaz, pero sin necesidad de violar las leyes".

Rosúa agregó que "de acuerdo a lo conversado con el gobernador, hay una suerte de obligación que se debe cumplir con el personal policial: la reglamentación inmediata de la vigente nueva ley de personal policial, que importa cambios que favorecen la carrera y los derechos del personal policial. Pero además, facilitar el acceso a la vivienda a los policías que lo necesiten y protegerlos de los demasías de diversas instituciones que afectan y disminuyen sus ingresos de bolsillo. Vamos a considerar toda propuesta posible que beneficie y dignifique a estos servidores públicos".

El ministro indicó también que "en esta nueva etapa, la Dirección de Asuntos Internos, y Drogas Peligrosas, imprimirán a su accionar una nueva dinámica. A través de la Dirección de Seguridad Comunitaria, se recepcionaron numerosas quejas en cuanto al accionar de algunos efectores policiales, lo que motiva que, de aquí en adelante, se efectuarán auditorías permanentes por parte de la Dirección de Asuntos Internos".

En cuanto a Drogas Peligrosas, Rosúa adelantó que se habilitarán contactos más fluidos entre los efectivos policiales y la comunidad, en especial facilitando las comunicaciones personales o telefónicas entre la población y la policía. "Vamos a reestablecer el nexo de confianza entre la gente y la policía", aseguró Rosúa.

Según prometió el titular de la cartera política "de ahora en más Drogas Peligrosas deberá difundir el rostro del funcionario responsable que será quien reciba las denuncias de los propios vecinos que podrán identificar así por ejemplo al kiosko del barrio donde se vende la droga. En consecuencia el director de Drogas Peligrosas tendrá que dar la cara y ofrecerle a la gente los teléfonos respectivos y a través de esto la posibilidad de un acceso directo para hacer las denuncias y luchar contra este flagelo. Sobre todo para este tema que da tanta molestia y tanta sensación de impotencia e inseguridad como el microtráfico barrial donde el vecino sabe que existe".

También Asuntos Internos va a cambiar, según Rosúa. "Lo que recogemos a través de Seguridad Comunitaria es la falta absoluta de confianza de la gente con la policía. Eso lo vamos a reestablecer, a través de la presencia de personal de la Dirección de Asuntos Internos con radicación territorial. Por ejemplo en Rosario habrá en distintos lugares personal de Asuntos Internos, ante quien la gente también podrá denunciar al personal policial que no ha tenido un desempeño adecuado. Se trata de reestablecer así un nexo entre la policía y la población y recrear los vínculos de confianza perdidos".

Finalmente anunció que "en tres o cuatro días van a empezar a funcionar auditorías policiales dependientes de la Jefatura de provincia que van a visitar las distintas unidades regionales para revisarlas. La experiencia nos enseña que esto ayuda a resolver irregularidades y mejorar la policía".

Compartir: 

Twitter
 

Raúl Aniceto Morán, subjefe policial, el ministro Rosúa y el jefe Pallavidini. El responsable de Drogas Peligrosas deberá dar su teléfono personal a los vecinos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.