ECONOMíA

Muchos bienes de capital, pero no tan productivos

Un estudio privado sobre la composición de las importaciones de bienes de capital muestra que las que más han crecido son las menos productivas: celulares y otros “equipos” de bajo impacto.

En los últimos tres años las importaciones de bienes de capital crecieron 447 por ciento alcanzando los 7209 millones de dólares. Mientras que el conjunto de las compras del exterior “sólo” aumentaron 219,2 por ciento. Ese repunte amplió la participación del segmento donde se agrupan las maquinarias y equipos del 15 al 25 por ciento del total importado. La tendencia continúa este año, ya que en el primer semestre llegaron al 26 por ciento. En el Gobierno sostienen que la fuerte suba de la importación de bienes de capital experimentada luego de la crisis es una consecuencia del modelo de “dólar alto” que alienta el crecimiento del agro y la industria. Sin embargo, un informe difundido ayer por la consultora Abeceb.com clasifica esos bienes de acuerdo con su vínculo con el proceso productivo y demuestra que los más dinámicos han sido los que tienen baja incidencia.

El trabajo destaca tres tipos de bienes: de alto impacto, donde se considera a aquellos bienes y máquinas centrales para el proceso productivo; de impacto medio, que incluye los productos que complementan la maquinaria dura, y de impacto bajo, que contabiliza las importaciones con incidencia marginal sobre la producción, donde se incluyen artículos de consumo durable como, por ejemplo, celulares y televisores. Luego de hacer esta clasificación, la consultora demuestra que, si bien entre el primer semestre de este año y el mismo período del año anterior los tres tipos crecieron entre 20 y 21 por ciento, cuando la comparación se traza con 1998, año previo al inicio de la recesión, las diferencias son notables: los bienes de bajo impacto crecieron 10 por ciento en relación con ese año, mientras que los bienes de impacto medio y alto permanecen 28 por ciento por debajo.

Esa recuperación menor de los bienes de impacto medio y alto es lo que imposibilitó que el conjunto de los bienes de capital importados aún no haya superado los niveles de 1998 cuando llegaron a 8500 millones de dólares, representando el 27 por ciento de las importaciones totales de entonces.

Ayer se conoció también que las importaciones de autopartes se incrementaron 25,7 por ciento en el primer semestre de 2006 contra igual lapso de 2005, con compras realizadas en el exterior por 2574 millones de dólares. Según un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES), entre enero-junio, las exportaciones superaron los 1071 millones de dólares, con un aumento del 6,8 por ciento. Así, el déficit del sector de autopartes con Brasil fue de 478 millones de dólares en los primeros seis meses del año. El estudio explicó que “el bajo crecimiento de las exportaciones, sensiblemente menor al de 2005, está mostrando la falta de capacidad productiva en algunos segmentos de la industria que, ante una fuerte suba de la demanda interna, deben resignar exportaciones para abastecerla”. Se indicó además que el “mismo fenómeno” explica el mantenimiento de un alto volumen de importaciones.

Compartir: 

Twitter
 

La importación de maquinaria constituyó un boom en los últimos años. Pero no todo es lo mismo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.