ECONOMíA › AUMENTARAN IMPORTACIONES. MANIOBRAS DE DESVIO

Falta gasoil, sobran denuncias

El Gobierno dispuso ampliar el cupo de importaciones de gasoil sin impuestos, ante el desabastecimiento en varias provincias. Los expendedores denuncian maniobras de las petroleras.

 Por Claudio Zlotnik

En medio de denuncias de desabastecimiento de gasoil, en especial en el interior del país, el Gobierno amplió el cupo de importación, libre de impuestos, de ese combustible. En caso de que las petroleras privadas no lo hagan, la resolución publicada en el Boletín Oficial deja abierta la posibilidad para que sea la estatal Enarsa quien se encargue de conseguir el fluido. Julio De Vido descartó anoche aumentos en el gasoil. Fue muy crítico de las empresas. Y reveló que las petroleras se comprometieron a importar “entre 500 y 600 mil metros cúbicos la próxima semana”, con lo cual quedaría cubierta la totalidad de la demanda interna.

La mayor demanda interna de gasoil choca con la realidad de una producción que no sigue el ritmo de crecimiento. Es por ese motivo que el Gobierno, a través de De Vido, está reclamando una inyección de inversiones. “No puede ser que empresas que están ganando millones de pesos no inviertan en un rubro (el del gasoil) que no les deja tantas ganancias”, aseveró el ministro de Planificación. Según trascendió, De Vido convocará a las petroleras en las próximas horas. Durante un acto organizado por la Unión Industrial, el ministro aseguró que “el Gobierno va a seguir con la misma política de precios con los combustibles. No habrá aumentos de precios”.

El Gobierno ya había admitido la importación de 200.000 metros cúbicos de gasoil libre de impuestos, pero ese cupo se terminó. En el mercado no descartan que haga falta una tercera etapa de importaciones para cubrir la demanda local.

Las estaciones de servicio de bandera blanca (sin marca) advirtieron ayer faltante de gasoil. En diálogo con Página/12, Rosario Sica, de la cámara que las representa, denunció que las petroleras están discriminando a los estacioneros. Que prefieren vender el combustible al campo, a las usinas eléctricas y a las industrias a un precio más alto: a 2,10 pesos por litro en vez del 1,30 peso que pagan los comercios. Sica dio algunas precisiones: en la localidad cordobesa de Bell Ville falta gasoil en las estaciones porque el fluido se destina a la usina de Epec. En la provincia de Santa Fe hay pequeñas empresas industriales que pagan más caro el gasoil con tal de que no les falte energía. Ante una consulta de este diario, una fuente de Repsol YPF, dueña del 57,5 por ciento del mercado gasolero, mencionó que esa compañía destina sólo el 5 por ciento de su producción a abastecer usinas e industrias.

De todos modos, según De Vido, las empresas ya se comprometieron a importar los 600.000 metros cúbicos de gasoil, libres de impuestos (19 por ciento del valor de despacho a plaza), que necesita la Argentina para cubrir la demanda de corto plazo. Según se destacó en la resolución oficial, se privilegiarán las compras a Venezuela, en el marco del programa de cooperación entre ambos países. Algunos especialistas consultados por este diario advirtieron que el gasoil venezolano contiene una proporción mayor de azufre que el utilizado en la Argentina y que será necesario una refinación adicional.

El problema es que el gasoil importado es más caro que el que se elabora en la Argentina e incluso registró aumentos, a nivel internacional, en las últimas semanas. En las compañías dejaron trascender que esa mayor carga sería asumida por ellas, aunque lo cierto es que anoche se trabajaba en los costos que tendrá la operación.

Ayer se denunciaron nuevos casos de faltantes en las provincias de La Pampa, Chaco y Formosa y el gremio que nuclea a empleados de estaciones de servicio afirmaron estar amenazados de suspensiones y despidos bajo el argumento del desabastecimiento de gasoil. En este marco de agitación, desde sectores de la comercialización salieron a denunciar distintas anormalidades:

- Habría empresas transportistas que fraguan sus declaraciones juradas: para obtener más gasoil subsidiado que el que consumen, a 42 centavos por litro, declaran más unidades de las que poseen. La diferencia la estarían colocando entre las estaciones blancas a un valor de entre 1,10 y 1,20 peso.

- Un hecho insólito se estaría dando en las estaciones fronterizas, que están obligadas a vender el combustible más caro a los extranjeros. En las cercanías, en galpones, se estarían estableciendo fábricas truchas de patentes, que se venden a los autos chilenos que cruzan la frontera y cargan más barato. También se están alquilando vehículos con chapa argentina con los tanques vacíos para cruzar el combustible argentino del otro lado de la frontera.

Compartir: 

Twitter
 

Los expendedores sin bandera son los más perjudicados por la falta de entrega de las refinerías.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.