ECONOMíA

Frutas y verduras son buenas para la salud pero no para el bolsillo

La inflación de noviembre fue del 0,7 por ciento, con una fuerte escalada en alimentos. El Gobierno quedó a un paso de su objetivo de una suba de precios de un dígito en el año.

El Gobierno está cerca de lograr su principal objetivo en materia de precios: que la inflación de este año cierre debajo del 10 por ciento. El resultado de noviembre acrecentó esa posibilidad, ya que la suba del índice minorista fue del 0,7 por ciento, menor a la estimada por economistas del sector privado y considerablemente inferior al 1,2 de igual mes del año pasado. La inflación en once meses fue de 8,8 por ciento. Esa buena noticia, sin embargo, quedó matizada porque el rubro que más aumentó el mes pasado fue Alimentos y Bebidas y, con ello, el costo de la Canasta Básica Alimentaria se encareció 2,0 por ciento, casi el triple que el IPC. Los mayores incrementos se produjeron en productos en los que operan con más fuerza los acuerdos de precios, lo cual denuncia grietas en la aplicación de esa política.

El precio del pollo, por ejemplo, superó el mes pasado el valor máximo acordado por Guillermo Moreno con productores y supermercados, de 4 pesos el kilo. El Indec constató una suba del 3,8 por ciento respecto del precio de octubre, hasta alcanzar los 4,09 pesos el kilo contra los 3,94 del mes anterior. La carne también tuvo un alza destacada, de 1,5 por ciento en promedio, con picos de 3,2 en asado, 2,0 en cuadril y 1,6 en paleta. El aumento era previsible por razones estacionales (en la primavera mejoran las pasturas y los productores retienen hacienda para engordar el ganado), pero colaboró en la generación del clima de confrontación entre el Gobierno y las entidades ruralistas.

La mayor responsabilidad del incremento del rubro Alimentos y Bebidas recayó en frutas y verduras. Las primeras subieron 6,5 por ciento y acumulan un alza de 31,3 en lo que va de 2006. Ningún otro ítem de los relevados por el Indec aumentó tanto en el transcurso del año. Las verduras, en tanto, escalaron 2,6 por ciento en noviembre y 20,7 en el año. Algunos ejemplos de estos productos son limón, que el mes pasado trepó 22,3 por ciento, tomate redondo 20,5 (93,5 por ciento en el año), pera 17,1, mandarina 16,9, manzana deliciosa 13,0 y papa 9,2.

Los otros ítem que volvieron a registrar subas importantes el mes pasado fueron comidas de rotisería (1,6 por ciento y 12,4 en el año) y comidas en restaurantes (1,3 y 17,5). El pan aumentó 1,5 por ciento y las facturas, 0,7. El rubro Alimentos y Bebidas, finalmente, acumula en 2006 un alza de 8,6 por ciento, dos décimas menos que el promedio del IPC. Eso demuestra que los acuerdos de precios tuvieron un éxito relativo para amortiguar el impacto de la inflación en los sectores de menores recursos.

En ese sentido, noviembre fue la excepción a la regla. La Canasta Básica Alimentaria aumentó 2,0 por ciento, con lo cual una familia tipo pasó a necesitar 403 pesos para no caer en la indigencia. Desde enero, la CBA registra un incremento de 4,7 por ciento y casi la mitad de ese avance se produjo el mes pasado.

El aumento de 1,4 por ciento en Alimentos y Bebidas en noviembre se vio compensado por la baja de 0,1 por ciento en el rubro Educación y el resultado neutro del rubro Esparcimiento. El comportamiento de los precios en ambos casos responde a factores estacionales. Lo mismo ocurrió en el rubro Indumentaria, que mostró una desaceleración en los aumentos de los últimos meses. En noviembre, el ajuste fue de 0,5 por ciento. Indumentaria es el segundo rubro de mayor suba en el año, con 14,2 por ciento, detrás de Educación (20,5).

El rubro Vivienda mostró un incremento de 0,3 por ciento, con un alza de 0,7 en alquileres. Transporte y comunicaciones aumentó 0,5 por ciento, Equipamiento y mantenimiento del hogar también subió 0,5 y Atención médica y gastos para la salud avanzó 0,6.

El IPC registra un incremento de 8,8 por ciento en once meses de 2006. Felisa Miceli y Moreno ya están empezando a festejar porque el año terminaría con una inflación de un dígito, contra el 12,3 de 2005. En diciembre del año pasado, los precios aumentaron 1,1 por ciento. Con sólo repetir aquella marca, el Gobierno logrará su objetivo.

El Indec informó además que el Indice de Precios Mayoristas no registró variaciones durante noviembre, y que el costo de la Construcción subió 0,7 por ciento, en línea con la evolución de los precios al consumidor. En este último caso, fue por un incremento del 0,7 por ciento tanto en materiales como en gastos generales, y del 0,8 por ciento en mano de obra.

Compartir: 

Twitter
 

La suba de 6,5 por ciento en frutas y de 2,6 en verduras empujó la inflación en noviembre.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.