ECONOMíA

En la city, un día es la tasa, en otro los bonos y después el dólar

Ayer le tocó al dólar. En las casas de cambio se mantuvo en 3,16, pero en los negocios mayoristas subió a 3,14. Intensa bicicleta tasas-dólar. Hoy se pagan 2500 millones de dólares por los Boden.

 Por Claudio Zlotnik

En una jornada calma en los mercados bursátiles, la atención de los operadores volvió a centrarse ayer en el tipo de cambio. En la city se ha gatillado una pulseada entre bancos y empresas con el Banco Central. Los movimientos resultaron imperceptibles para el público minorista porque la cotización en bancos y casas de cambio permaneció en 3,16 pesos para la venta. Pero no ocurrió lo mismo en el tramo mayorista. En ese segmento, el dólar volvió a escalar y se ubicó en 3,1380 pesos. En este clima, hoy el Gobierno cancelará 2530 millones de dólares con los inversores de Boden 2012.

La pelea se dio en un día de mejoras de los bonos, de entre 0,7 y 1,3 por ciento, y de las acciones, que avanzaron 0,4 por ciento en promedio. Esta performance estuvo influenciada por las subas en Wall Street y en los recintos de Europa.

El eje de la puja entre los inversores y el Banco Central pasa por el nivel de la tasa de interés interbancaria, que sirve de referencia para el resto. El BC, a través del Banco Nación, estableció ese costo en el 12 por ciento anual, la mitad del nivel de hace una semana, cuando fue el peor momento de la agitación de los mercados internacionales. Aunque ahora se encuentra entre tres y cuatro puntos por encima al que mostraba antes de las turbulencias, los inversores prefieren cubrirse en dólares. Consideran que –en las actuales circunstancias– la tasa interbancaria está barata.

Para llegar a esa conclusión sacan la siguiente cuenta: el banco que ayer le pidió prestado al Nación al 12 por ciento anual debe pagar un peso por cada mil. En cambio, la entidad que apostó al dólar ganó bastante más: seis pesos por cada mil que compró en billetes verdes, ya que la cotización saltó de 3,1320 a 3,1380 pesos. Para las empresas también fue negocio pasarse al dólar, aun cuando deben pagar más caro por el crédito, entre 15 y 25 por ciento anual, según tamaño y solvencia.

Desde el Banco Central aseguran que la situación es absolutamente manejable. Y hacen hincapié en dos puntos: por un lado, en la existencia de una gran cantidad de inversores extranjeros que ya liquidaron sus bonos en pesos en el mercado y que ahora están pasándose al dólar en forma paulatina. Por otra parte, se detectó que los exportadores vienen demorando la liquidación de sus divisas, ya que especulan con una trepada adicional del tipo de cambio.

En un escenario financiero internacional turbulento, tanto los inversores como las compañías exportadoras no descartan que el dólar vuelva a los niveles de 3,18 pesos de la semana pasada. Respecto de esta posibilidad, la mesa de operaciones del Banco Central se siente cómoda dándole volatilidad al mercado cambiario. Pero Martín Redrado está decidido a usar las reservas con tal de que la cotización no se consolide cerca de 3,20. Ni el BC ni el Gobierno quieren que una suba del billete verde sea utilizada como excusa por los formadores de precios para aplicar un ajuste. El actual objetivo del BC pasa por sostener una tasa de interés interbancaria del 12 por ciento sin que se escape el dólar. Por tal motivo, es muy probable que si hoy continúa la calma en las Bolsas internacionales, el Central aproveche para bajar el tipo de cambio.

En este marco, Economía busca generar una relación más fluida con el Banco Central. Miguel Peirano designó a su jefe de asesores, Javier Alvaredo, como nexo con la entidad monetaria, economista con buen diálogo con el equipo de Martín Redrado. Esa coordinación se pondrá en práctica esta tarde, cuando el Gobierno pague 2530 millones de dólares a los poseedores de Boden 2012. Se estima que la mitad de estos títulos está en poder de bancos locales, que los recibieron como compensación por la pesificación asimétrica. Este es el vencimiento de deuda más importante del año. Al revés de lo que ocurrió en anteriores oportunidades, esta vez el Gobierno vería con buenos ojos que las entidades financieras liquiden esas divisas en la ventanilla del Central para sacarle presión al mercado.

Compartir: 

Twitter
 

El dólar en las casas de cambio no tuvo variaciones. Más demanda de bancos y grandes inversores.
Imagen: Gustavo Mujica
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.