ECONOMíA

Sigue la tensión por los precios en las góndolas

Las subas en alimentos generan preocupación en los días previos a las elecciones. Para neutralizar la trepada en productos frescos, el Gobierno logró un acuerdo de estabilidad con productores de bebidas.

El presidente Néstor Kirchner rubricó ayer el acuerdo firmado por la Secretaría de Comercio Interior con una docena de empresas embotelladoras y comercializadoras de bebidas –con y sin alcohol–, por el que se comprometen a mantener los precios actuales hasta el 10 de diciembre. Como ya es normal en estos casos, no se dio a conocer un listado de los precios y productos sobre los que se establece el compromiso, pero en cambio la secretaría que comanda Guillermo Moreno difundió una versión de la reunión según la cual, durante la misma, Kirchner habría lanzado fuertes acusaciones contra sectores que estarían alentando un clima inflacionario para desestabilizar al Gobierno.

El acuerdo de estabilidad de precios de bebidas fue firmado por directivos de la Cámara Argentina de Industrias de Bebidas Sin alcohol (Cadibsa), por los embotelladores de Coca-Cola, Quilmes, Pepsi-Cola y ginebra Bols y por la Compañía Industrial Cervecera (Budweiser, Heineken, Schneider, Salta, Santa Fe y otras). También firmaron siete bodegas (Peñaflor, La Rural, Chandon, Escorihuela, Esmeralda, López y Familia Zuccardi). El alcance temporal del acuerdo coincide exactamente con el cambio de gobierno, es decir que no compromete el mantenimiento de precios hasta las fiestas de fin de año. Será tarea de las nuevas autoridades, que surjan de la elección del 28 de octubre, obtener ese compromiso. O cambiar la política de acuerdos voluntarios de precios que todavía se mantiene.

Las palabras adjudicadas a Kirchner en la reunión de ayer en Casa de Gobierno con los empresarios no están consignadas en el sitio web de la Presidencia de la Nación, a diferencia de lo que ocurre habitualmente cuando el Presidente hace uso de la palabra en un acto o encuentro con sectores económicos, políticos o sociales. En cambio, fue el área de Guillermo Moreno la que difundió la versión en la que el Presidente habría señalado que “sectores demandantes de inflación, que siempre lucraron a partir de la especulación, son los que ahora quieren desestabilizar”. A ellos les habría pedido que “expliciten con precisión la realidad de su situación”, al tiempo de sindicarlos como “sectores minoritarios que han tratado de perturbar el éxito del actual proceso económico generando alarmas innecesarias”.

El mayor foco de problemas por subas de precios de alimentos básicos, sin embargo, sigue en el plano de las hortalizas. La escasez de tomate elevó el precio mayorista por encima de los 8 pesos el kilo, tal cual señaló Página/12 en la edición de ayer. Las heladas durante la temporada invernal afectaron el cultivo y la producción resultó sensiblemente inferior en las provincias del Noroeste. Con los elevados niveles de consumo en los meses de agosto y septiembre, se considera que habrá escasa oferta durante todo el mes de octubre, hasta que comience a entrar al mercado la producción de la Mesopotamia.

El fenómeno climático también afectó la producción de zapallo y de papa, que también elevaron sensiblemente sus precios. Los acuerdos que buscó la Secretaría de Comercio Interior para fijar valores máximos no surtieron efecto y sólo resta esperar la normalización de la oferta, coincidieron distintos operadores del rubro.

Compartir: 

Twitter
 

Siete bodegas firmaron el acuerdo de congelamiento de precios.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.