ECONOMíA

Para el Banco Central, las materias primas presionan sobre los precios

El “Informe de Inflación” del BCRA destaca que el alza continua de los commodities se traduce en subas de alimentos y, por lo tanto, impacta en el índice de precios. Sigue la polémica por el Indec.

Los precios de los alimentos seguirán bajo presión en los próximos meses, en línea con la tendencia del último año. Esa es una de las conclusiones que se infiere del último “Informe de Inflación” realizado por el Banco Central. El elevado costo de las materias primas a nivel internacional y el golpe que sufrió la producción de algunos alimentos frescos en la Argentina son los principales motivos de los ajustes. Por otra parte, y en relación con la polémica sobre el índice de inflación, hubo fuertes críticas del jefe de Gabinete a los fiscales que intervienen en la causa de las supuestas irregularidades en el Indec.

El relevamiento de la Asociación Consumidores Libres sobre la evolución de los precios de los alimentos destacó que la canasta de 38 productos se encareció un 0,27 por ciento el mes pasado. Desde inicios de año, el aumento resultó del 21,4 por ciento. En las frutas, las manzanas y las bananas lideraron las subas, con un 23,6 y un 20,3 por ciento respectivamente. A su vez, la polenta, con el 13,3 por ciento, y la harina, con un 12,3, ocuparon el tercer y el cuarto puesto del ranking. Siempre de acuerdo con esa encuesta, también hubo retrocesos en algunos productos. El tomate perita bajó un 29,3 por ciento en el mes, y el kilo de cebolla se retrotrajo un 10,8. A su vez se detectaron caídas en el paquete de yerba (3,3 por ciento) y en el kilo de asado (3,1).

En su informe trimestral, el Banco Central le dedicó un capítulo especial a la evolución de los precios de los alimentos. Y especificó que otro de los rubros que influenció en el índice de inflación de los últimos meses fueron las subas detectadas en algunos servicios prestados en el interior del país. El Banco Central expuso el encarecimiento de las materias primas como uno de los máximos responsables del salto inflacionario. El índice de materias primas que elabora el instituto emisor registró un aumento del 16 por ciento durante el tercer trimestre, respecto del anterior, que se eleva al impresionante 41,6 por ciento a nivel interanual. El trigo y el complejo oleaginoso encabezaron las subas.

Los alimentos, afirma el informe oficial, representan el 26 por ciento del total del consumo promedio. Además de la fuerte suba internacional de los commodities, el impacto inflacionario vino dado por el alza de las frutas y verduras en el mercado interno. En el caso del tomate, refirió el documento, el volumen ofrecido en el Mercado Central se contrajo 33 por ciento durante septiembre, en relación con el mismo mes de 2006, debido al menor nivel de la oferta en los últimos seis años. La escasez disparó el precio un 326 por ciento, según el cuestionado relevamiento oficial.

Las perspectivas no lucen del todo alentadoras. Si bien en el corto plazo podría notarse una mejora en la producción de algunos productos, como la lechuga y el tomate, no sucedería lo mismo con otros, como la papa, por ejemplo. El ciclo productivo de la papa es más lento y, por lo tanto, también lo es la recomposición de la oferta.

El tema inflacionario también se sigue jugando en el terreno político. Ayer, Alberto Fernández aseguró que los fiscales que instruyen la causa por la supuesta manipulación del IPC “deberían volver a cursar materias penales” a la Universidad. Entre esos fiscales se encuentra Carlos Stornelli, futuro ministro de Daniel Scioli. “Tengo la impresión de que la causa judicial va a terminar naufragando porque las pruebas se reducen a dos o tres personas que sostienen que hubo manipulación.”

En declaraciones radiales, el jefe de Gabinete aseguró que “la inflación en los últimos doce meses ronda el 9,8 por ciento” y que ese dato fue el aportado al Banco Central por las principales consultoras de la city en el tradicional relevamiento de expectativas económicas (REM). Respecto de lo que puede ocurrir el próximo año, Fernández proyectó una inflación del 10,8 por ciento. “Incluso el Fondo Monetario, que no es kirchnerista, dice que estará en el orden del 12 por ciento. No digo que no hubo aumentos, que no hubo variaciones de precios, pero no una inflación como dicen”, concluyó el ministro.

Compartir: 

Twitter

Martín Redrado, presidente del Banco Central. En un documento precisa la suba de los commodities.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.