ECONOMíA › EL MERCADO DEL GAS LICUADO, AL BORDE DE COLAPSAR POR UN PARO

Una garrafa a punto de estallar

El conflicto se desató hace dos semanas en fraccionamiento y distribución por demandas salariales. Negociaban anoche en Trabajo.

Los empresarios del sector distribuidor advirtieron que la provisión de gas en garrafas está a punto de colapsar, debido al paro total de actividades en las plantas de fraccionamiento y distribución, iniciado por la Federación Argentina Sindical de Petróleo y Gas Privados. Empresarios y gremialistas sostenían anoche una interminable reunión en el Ministerio de Trabajo en busca de una solución o, al menos, una tregua que evitara dejar sin el suministro energético a cuatro millones de familias.

“Ya no tenemos producto para distribuir y se agotaron los stocks, por lo que la distribución está colapsando”, advirtió el titular de la cámara argentina de distribuidores, Osvaldo Spanu. Apuntó además que aunque hoy mismo se levantara la medida de fuerza, la normalización del suministro de garrafas de gas “llevaría unas 72 horas más”. Los trabajadores agrupados en la federación llevan doce días de paro, en reclamo de una recomposición salarial que, según indican los empresarios del sector, supondría un aumento del 60 por ciento en la nómina salarial. “Por la magnitud de lo que piden, no le veo una solución muy rápida”, dijo el dirigente empresario.

Para Spanu, el paro “está afectando a más de cuatro millones de hogares, que representan a más de 16 millones de personas” y lamentó que las reuniones mantenidas con representantes sindicales desde que se inició el conflicto, el 8 de este mes, no arrojaran ningún resultado. Destacó la necesidad de que se “levante la medida de fuerza o se imponga una tregua para recomponer el abastecimiento”.

En tanto, el secretario gremial de la federación de trabajadores del sector, Alberto Roberti, sostuvo ayer que el gremio está dispuesto a llegar a una solución para levantar el paro que ocasiona desabastecimiento de gas en garrafa, aunque coincidió en que si hay un acuerdo tardará entre “72 a 96 horas la reposición” de ese fluido a la población. “Queremos rápidamente arreglar esta situación, no queremos parar”, señaló Roberti en referencia a la huelga en reclamo del pago de un plus de 25 pesos por día trabajado y una suma fija de 1500 pesos en tres cuotas no remunerativas. Roberti apuntó que el sector empresarial tiene “una altísima responsabilidad” en el conflicto. “No entendemos mucho la situación del empresariado, ya que es un sector que tiene una alta rentabilidad, son empresas petroleras, y están en un proceso de ventas muy favorable”, aseveró Roberti. Para el sindicalista, las empresas “tienen como rehenes a los usuarios y trabajadores”.

El titular de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores (Adduc), Osvaldo Bassano, afirmó que la escasez de gas en garrafas alcanza en el interior del país y en el Gran Buenos Aires niveles “catastróficos” y pidió a autoridades nacionales que se “garantice” la provisión de este fluido. “Llegan noticias que son catastróficas: por una garrafa de diez kilogramos se paga un valor de hasta sesenta pesos”, expresó Bassano. Adduc, junto a otras entidades de consumidores, prepararon una presentación por escrito para solicitar la intervención del presidente Néstor Kirchner en el conflicto.

El representante de los consumidores explicó que “en algunas provincias, donde no hay gas natural, está afectado el servicio de hasta el 50 por ciento de los usuarios de gas en garrafas. “Hay lugares del interior del país donde ya no hay garrafas (...), hay faltante en hospitales, hogares y escuelas”, y citó los casos de “la provincia de Corrientes, el sur de Entre Ríos, Chaco, Formosa, Salta, Catamarca, Buenos Aires y hasta Santa Cruz”.

Ayer, desde la provincia de Jujuy, el director de Distribuidora SRL, Horacio Nieto, informó que “desde el jueves último se carece de provisión de garrafas”. El empresario estimó que cuando se reanude la venta, el precio por garrafa de 10 kilogramos pasará de los 27 pesos que costaba, a 40 o 42 pesos. Aunque el reclamo llegó a las autoridades provinciales, desde el entorno de Eduardo Fellner no hubo ningún tipo de comentario, aunque trascendió que se procuraba establecer contacto con la Casa Rosada en busca de una solución.

Compartir: 

Twitter
 

En varias provincias, incluido el Gran Buenos Aires, ya denuncian la falta de abastecimiento.
 
ECONOMíA
 indice
  • EL MERCADO DEL GAS LICUADO, AL BORDE DE COLAPSAR POR UN PARO
    Una garrafa a punto de estallar
  • INVERSIONES EN CENTRALES DE GENERACION ELECTRICA
    El parque necesita crecer

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.