ECONOMIA › EL G-8 MAS OPTIMISTA, PERO SOLO PARA ELLOS

La crisis acaba antes para los ricos

Los países en desarrollo sentirán más agudamente el impacto de la crisis financiera hacia fines de 2009, afirmó ayer el jefe del Fondo Internacional de De-sarrollo Agrícola de la ONU (FIDA), Kanayo Nwanze. En un aparte de la reunión de ministros de Finanzas del G-8 (los siete países más idustrializados del mundo y Rusia) que se celebra en Lecce (sur de Italia), el funcionario japonés auguró que “veremos una situación de mayor presión financiera y los gobiernos (de esos países) tendrán mayores dificultades para cumplir sus compromisos presupuestarios, para pagar los salarios de sus funcionarios”, agregó.

Estos comentarios contrastan con la tónica en general auspiciosa de los dirigentes de los países desarrollados en la misma reunión, destacando los signos de mejoría respecto de la crisis económica mundial. Los ministros de Finanzas del G-8 saludaron los primeros signos de “estabilización” de la economía mundial y comenzaron a hablar de estrategias de salida a la crisis, aunque subrayaron que por el momento deben mantenerse los esfuerzos de reactivación.

“Hay señales de estabilización en nuestras economías, como una recuperación de los mercados bursátiles, el recorte de las tasas de interés y la mejora de la confianza de inversores y consumidores, pero la situación sigue incierta y persisten riesgos significativos para la estabilidad económica y financiera”, indicaron los ministros en un comunicado. Es “demasiado pronto” para reducir los esfuerzos de relanzamiento económico pese a la aparición de señales de estabilización y para cambiar las políticas de reactivación económica adoptadas por muchos gobiernos, insistió el secretario estadounidense del Tesoro, Timothy Geithner, tras la reunión. “No creo que hayamos llegado al punto de poder decir que existe una reactivación”, dijo en conferencia de prensa.

“Incluso aunque se reactive la producción, el desempleo podría seguir creciendo”, advirtieron los ministros del G-8. En similar sentido, el director general del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, advirtió que el desempleo alcanzará un “pico a principios de 2011”, debido a la diferencia de un año entre la reactivación económica y su impacto en el mercado del trabajo.

La semana pasada, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, había señalado que “los países pobres continuarán siendo duramente afectados por múltiples olas de tensiones económicas”. Más coincidente con la postura del titular de la FIDA, los dichos de Zoellick permiten ir comprendiendo que, aunque empiece a atenuarse el impacto de la crisis sobre los más poderosos, otros seguirán pagando los costos.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ECONOMIA
 indice
  • EL ALINEAMIENTO EMPRESARIO CONTRA EL GOBIERNO. QUIENES SON, POR QUE SE ENFRENTAN. QUE DEFIENDEN
    Los que más ganaron se enfrentan al modelo
    Por Raúl Dellatorre
  • OPINION
    Poder de veto
    Por Alfredo Zaiat

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.