EL PAIS › EL SEGUNDO ENCUENTRO NACIONAL DE CARTA ABIERTA CON MIRAS A CREAR UN ESPACIO LATINOAMERICANO

Las elecciones como tema ineludible

El viernes y ayer se realizaron reuniones con representantes de todo el país e intelectuales de la región. Se debatió el respaldo a las boletas del kirchnerismo. Hubo críticas y diferencias, pero también acuerdo en que era “necesario consolidar al Gobierno”.

 Por Laura Vales

Con dos días de debates, Carta Abierta realizó en Buenos Aires su segundo encuentro nacional, al que sumó por primera vez como invitados a intelectuales de Ecuador, Bolivia, Uruguay y otros países de la región. El encuentro fue convocado con dos objetivos: empujar la creación de un Espacio Carta Abierta latinoamericano y, a dos semanas de las elecciones, discutir sobre el respaldo a las boletas del kirchnerismo. Los cartaabiertistas volvieron a hablar de un apoyo crítico: “Todo puede parecer insuficiente, incluso serlo en el plano de la reparación y de la equidad, sin embargo sólo la profundización de este proceso y no su conclusión o su debilitamiento permitirá que esas insuficiencias se restañen”, señalaron en el documento de cierre de sus jornadas.

El encuentro comenzó el viernes en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Entremezclados con participantes habituales de Carta Abierta, en el aula 108 de la facultad se pudo ver a un buen número de candidatos del Encuentro para la Victoria como Tito Nenna, Julio Piumato, Noemí Rial y María José Lubertino. Con anticipación habían sido anunciados Carlos Heller y Agustín Rossi, que integraron el panel de oradores. También se acercó a la facultad el titular de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky.

El viernes estuvo marcado así por el clima de campaña. Dos invitados de Ecuador y Bolivia les sumaron novedad a las intervenciones, al contar de qué manera las gestiones de Rafael Correa y Evo Morales en sus países buscan tener una conexión efectiva con los movimientos sociales (ver aparte).

El sábado se realizó la habitual asamblea del Espacio en la Biblioteca Nacional. El tema propuesto para los dos días retomó el planteo de la Quinta Carta Abierta, “Profundización de los cambios o restauración conservadora: un dilema para América latina”.

De los muchos asuntos a discutir desde ese título, el de la clase media fue uno de los mencionados en muchas intervenciones. “En la Argentina los sectores medios ejercen como si fuera una virtud su desencuentro con los sectores populares”, definió por ejemplo Horacio González en una síntesis de lo que expresarían después con matices variados distintos participantes.

Otro gran tema fue el planteado por las delegaciones del interior del país, que hablaron de su incomodidad frente las boletas del oficialismo con postulantes del PJ más ortodoxo. “Vamos a tener que taparnos la nariz para ir a votar a los candidatos de Cristina”, se quejaron los cordobeses. Los neuquinos hablaron de “esas alianzas que son grandes derrotas” y pusieron como ejemplo que “el candidato del radicalismo cobista fue en las elecciones anteriores candidato a gobernador del Frente para la Victoria”. Los de Mar del Plata se quejaron de “las listas K copadas por el PJ” y los de Mendoza recordaron cómo “la gente que trabajaba en derechos humanos tuvo que irse de la secretaría porque el gobernador metió a represores en el Ministerio de Seguridad”.

Cuando terminaron de hablar los carta abierta del interior, el consultor Ricardo Rouvier se dijo impresionado. “Hay una buena y una mala noticia para dar. La buena noticia es que el kirchnerismo gana en 18 de las 24 provincias; la mala es que sólo el triunfo de Néstor Kirchner en Buenos Aires va a inhibir a muchos gobernadores de adjudicarse a sí mismos el triunfo para armar otra cosa. Sin esa victoria, el 29 de junio ellos comenzarían a acumular para otro tipo de proyecto político”. Rouvier retomó así un tópico de las asambleas de este Espacio: apuntó que “lo que sostiene a un gobierno es la construcción política” y lamentó que el kirchnerismo no asuma esa construcción.

Una lectura compartida por los participantes del encuentro fue que frente a una restauración conservadora no hay terceras posiciones, y que lo necesario es consolidar al Gobierno. “Nuestra visión del kirchnerismo no es complaciente”, apuntó sin embargo Ricardo Forster. “Creemos que falta construcción política y falta además avanzar sobre una cantidad de cosas que van a definir efectivamente si es posible en la Argentina frenar esa restauración conservadora”.

También María Pía López defendió la idea de una distancia crítica. “¿Cuál es el papel de Carta Abierta?”, se preguntó. “Sabemos que falta organización política y que éste es el trabajo para después del 28, pero no me gustaría que Carta Abierta derive en un partido; me parece que debemos insistir en lo que tenemos de diferencia. Algunos han dicho que la discusión debe ser corta porque tenemos mucho para hacer, pero no hay trabajo sin discusión. La nuestra es una relación compleja, nuestra cualidad es estar, pero estar con cierta distancia, con cierta crítica.”

Compartir: 

Twitter
 

El encuentro comenzó el viernes en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA y participaron varios candidatos kirchneristas, como Agustín Rossi.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.