ECONOMíA

Las penas de Brasil

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, admitió ayer que la economía de su país atraviesa un momento difícil, que llegó a calificar de “extremadamente duro”. La mandataria atribuyó esta realidad adversa al impacto de la crisis internacional y aseguró que su gobierno está adoptando las medidas necesarias para minimizar sus efectos. “Creo que Brasil va a recuperar las condiciones de competitividad y eso ya se ve en un aumento de las exportaciones. Estamos trabajando para salir rápido de la crisis”, manifestó Rousseff, quien está participando de una nueva cumbre de los países Brics en los Urales.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Las penas de Brasil
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.