ECONOMIA › CFK ANTE LOS TRABAJADORES

Llamado a la unidad

Como acostumbra, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de concluido el acto oficial en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, recorrió los patios de la Casa Rosada para hablarle a la militancia. La novedad de ayer fue que uno de los patios en donde habló, el de las Palmeras, no estaba ocupado por jóvenes que forman parte de las agrupaciones nucleadas en Unidos y Organizados, sino por un grupo de dirigentes sindicales y trabajadores afiliados a la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), invitados en el marco del anuncio de un nuevo plan de viviendas.

“Es un momento de unidad nacional donde podemos discutir todas las cosas, pero debemos plantarnos contra quienes nos quieren someter y quitar la dignidad”, dijo CFK en referencia al litigio que la Argentina mantiene contra los fondos buitre ante el Poder Judicial de Estados Unidos. “Muchas veces los prestamistas no quieren que se pague; quieren quedarse con tu casa”, agregó, “esto es lo que pasa en el mundo financiero internacional, como era el viejo usurero”.

Abrigada con un tapado que le acercaron debido a las bajas temperaturas antes de salir al Patio de las Palmeras, que es descubierto, la mandataria sostuvo que no hay “nadie mejor que un trabajador para comprender la transformación que ha tenido el país” durante los últimos once años. “Eso es por lo que vienen algunos, por esa Argentina del trabajo”, denunció. “A los laburantes hay que hablarles mano a mano, porque son los que saben, son los primeros que pagan las crisis, los primeros que se quedan sin trabajo o se precarizan”, agregó.

En otro tramo de su discurso criticó a la oposición, tanto desde sectores conservadores que “quieren más desempleo porque ése es el principal disciplinador social” como a los grupos de izquierda ortodoxa que “toman posiciones ultras que terminan perjudicando a los trabajadores”, refiriéndose sin mencionarlo a los conflictos gremiales en la industria automotriz. “A los que quieren correrme por izquierda, les digo que a mi izquierda está la pared”, dijo, parafraseando a Néstor Kirchner.

Finalmente volvió a referirse a los fondos buitre y aseguró que “no van a poder con la Argentina” en este pleito. “No es que los buitres no van a poder con Cristina. Los buitres no van a poder con Argentina. Esta no es una batalla de este gobierno, no es una batalla de esta Presidenta, es de los 40 millones de argentinos”, arengó. También les pidió a las “grandes potencias” que asuman su “responsabilidad” para “poner límites” a la especulación financiera.

“Llamo a la reflexión a aquellos que tienen la inmensa responsabilidad de ser grandes potencias en un mundo que está patas para arriba para poner límites, porque no puede ser que un uno por ciento o una plaza financiera pretenda controlar los destinos del mundo”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.