EL MUNDO › FERNANDO LUGO Y EVO MORALES HABLAN DE INTEGRACION REGIONAL

Obispo y aymara, la misma senda

El electo presidente de Paraguay dijo que hay que fortalecer la iniciativa sobre un Consejo de Defensa Sudamericano, que apoya el mandatario Morales. Lugo aseguró que no existe una base militar de EE.UU. en suelo paraguayo.

 Por Sebastián Ochoa

Desde Santa Cruz

En una gira por este país Fernando Lugo y Nicanor Duarte Frutos –presidente electo y saliente de Paraguay, respectivamente– se refirieron a la creación del Consejo de Defensa Sudamericano, previsto por la Unión Suramericana de Naciones (Unasur). Según Lugo, la propuesta de Brasil se entiende como “un foro abierto de discusión” sobre temas castrenses, pero “no de integración militar”. Duarte indicó que “hoy emerge la idea de unas fuerzas armadas regionales, supranacionales, para defender los intereses estratégicos de nuestra región: el petróleo, los recursos energéticos, nuestros recursos hídricos”. Lo dijeron durante la conmemoración de los 73 años de finalizada la guerra del Chaco, que enfrentó a Paraguay y Bolivia por “intereses extranjeros”, coincidieron con el presidente Evo Morales. En ese caso había sido el petróleo descubierto en los años ’30 en Villamontes, Tarija. Aunque Paraguay ganó la guerra y el territorio, todo el crudo quedó del lado boliviano. En el regimiento chaqueño de Sanandita, Morales sostuvo que “estos campos, antes de batalla, ahora son de integración”. El acto con los presidentes iba a ser en Villamontes, departamento de Tarija, pero autonomistas de allí y cruceños no lo permitieron. Lugo aseguró que no existe una base militar estadounidense en suelo paraguayo y que “los momentos del imperialismo terminaron para América latina”.

Cuando asuma en agosto, el obispo prometió que abrirá “todo el país a cualquier tipo de investigación, a periodistas, a investigadores, para que realmente se pueda desmitificar esa afirmación de que en Paraguay hay bases militares norteamericanas”. Comentó que en su país el ejército de EE.UU. sólo realiza “acciones humanitarias y ejercicios militares”. Agregó: “Nosotros como paraguayos lo negamos y queremos abrir todas nuestras fronteras para quien desee. Que vaya a Mariscal Estigarribia (donde se dice que está la base), que vea qué hay y posiblemente se quede con la sorpresa de que no existe ninguna base militar norteamericana”. Y adelantó que sus relaciones con la potencia serán “respetuosas, equitativas y justas”.

Sobre la recién nacida Unasur, Lugo (“Lujo”, según Morales), consideró que es “una alternativa a la que hay que fortalecer. Pero en términos militares, por los menos en Paraguay, no mantenemos ni afirmamos ninguna hipótesis de conflicto bélico en la región”.

El Consejo de defensa gira en la cabeza de varios estados latinos, con dudas pero no sin ganas. “¿Por qué Europa tendría que integrar sus fuerzas armadas y no América latina?”, preguntó Duarte ante la prensa boliviana. Un vendedor del proyecto es el ministro de Defensa, Walker San Miguel. Dijo que el consejo “es una idea que recién está germinando”. Y remarcó que “no será una OTAN pequeña”.

Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. El ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, comentó hace días en La Paz que el consejo se concentraría en la amazonia, Los Andes, el Caribe y la cuenca del Río de la Plata. Prevé la realización de ejercicios conjuntos, el intercambio de personal militar y de armamentos.

Para el gobierno boliviano, antes que los militares y sus armas hay mecanismos más sutiles para golpear a los estados. El senador del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Ricardo Díaz, denunció que la Agencia Internacional de Desarrollo de EE.UU. (Usaid) impulsa el separatismo en el Oriente de Bolivia, donde se concentra la mayor parte de sus recursos naturales. “Hemos detectado que Usaid, desde el 2006, enfocó sus planes de asistencia a los comités cívicos opositores en su política de buscar el separatismo”, dijo. El acto por la guerra del Chaco se iba a hacer en Villamontes, Tarija, departamento que concentra el 85 por ciento del gas boliviano. Pero desde el sábado, grupos autonomistas tarijeños y llegados de Santa Cruz hicieron su fiesta en la plaza central con altoparlantes y consignas contra el gobierno nacional, a favor de la autonomía. El referéndum por el Estatuto Autonómico chapaco –el cuarto y último del Oriente– será el 22 de junio.

Compartir: 

Twitter
 

El electo presidente de Paraguay, Fernando Lugo, es recibido por el mandatario Evo Morales.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.