EL MUNDO › OBAMA SE COMPROMETIó A LUCHAR PARA ELIMINAR EL ARSENAL MUNDIAL

Un mundo sin armas nucleares

Otra vez al frente en las encuestas, el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos bregó por un mundo sin bombas atómicas y criticó al gobierno de Bush y alertó contra el terrorismo biológico y cibernético.

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, hizo campaña por un mundo sin armas nucleares. “Haremos de la meta de eliminar todas las armas nucleares un elemento central de nuestra política”, afirmó. Y sostuvo que su país no debería librar más guerras en respuesta a amenazas, sino prevenirlas. Según una encuesta difundida ayer, Obama aventaja por 8 puntos a su rival republicano, John McCain.

El candidato afroamericano habló desde un panel de discusión en la Universidad de Purdue, en Indiana. A pesar de que sus deseos de un mundo sin amenazas atómicas pueden sonar utópicos, durante su intervención hizo hincapié en el realismo. “Mientras existan las armas nucleares, conservaremos una fuerte herramienta de disuasión”, sostuvo. Y explicó que en su eventual gestión otra de las prioridades sería asegurar todo el material nuclear esparcido por el país.

Obama manifestó que, si es electo presidente, se concentrará en los crecientes riesgos de los ataques biológicos. Y deslizó una crítica a la actual administración. “El peligro es que estamos peleando constantemente la última guerra, respondiendo a las amenazas ya concretadas, en lugar de estar un paso adelante de las amenazas del siglo XXI”, dijo. Como parte de esa lucha, bregó por invertir en métodos para detectar, prevenir y contener ataques biológicos y propuso gastar 5 mil millones de dólares para crear un organismo de inteligencia y seguridad internacional para neutralizar células extremistas.

Otro de los nuevos peligros que el candidato demócrata considera preocupante es el terrorismo cibernético. “Reforzar la seguridad cibernética en un mundo cada vez más informatizado protegerá los intereses de Estados Unidos”, afirmó. Además, prometió nombrar a un asesor para coordinar estos esfuerzos e informar directamente al presidente.

Esta vez Obama no se refirió a las guerras que su país sostiene en Medio Oriente. Sin embargo, en un acto en el que participó el martes, el candidato había vuelto a ratificar su promesa de retirar las tropas de Irak, en los primeros 16 meses de su gobierno, e intensificar los esfuerzos en Afganistán. Su propuesta de retirada motivó la réplica de McCain, quien dijo que Estados Unidos está ganando la guerra en Irak y que las tropas deben permanecer a la ofensiva.

De todas maneras, con una ventaja de 8 puntos, el senador por Illinois sigue siendo el favorito del electorado. En una encuesta realizada en conjunto por el diario The Washington Post y la cadena de televisión ABC, Obama se hizo con el 50 por ciento de respaldo entre los votantes encuestados, frente al 42 por ciento del republicano.

Es que para los votantes estadounidenses la preocupación principal no es la guerra –el punto fuerte de McCain–, sino la economía, la cual será “extremadamente importante” a la hora del voto. Según el sondeo, un 54 por ciento de los consultados dijo creer que Obama está más capacitado para hacer frente a los problemas económicos por los que atraviesa en la actualidad el país, frente al 35 por ciento que dijo lo mismo de McCain. El Wa-shington Post informó que la ventaja de 19 puntos en este rubro se ha convertido en uno de los grandes desafíos para el republicano.

El periódico estadounidense destaca que el clima político sigue siendo favorable para los demócratas, aunque hace hincapié en que la carrera presidencial es muy reñida debido a las persistentes dudas sobre ambos candidatos. En el caso de Obama, los votantes vacilan acerca de su capacidad para hacer frente a los asuntos internacionales y de seguridad nacional. La guerra en Irak figura en el tercer lugar en la escala de importancia de sus preocupaciones, detrás de un abanico de distintos temas, incluida la educación, la salud y el terrorismo.

La encuesta también muestra que la popularidad del presidente George Bush volvió marcar un nuevo mínimo, puesto que sólo el 28 por ciento de los consultados dijo aprobar su gestión, frente al 69 por ciento que dice estar insatisfecho.

Compartir: 

Twitter
 

Obama propuso crear un organismo de inteligencia para enfrentar las nuevas amenazas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.