EL PAíS › JULIO COBOS

Un no decisivo

 Por Santiago Rodríguez

Julio Cobos se convirtió hoy a la madrugada en el protagonista central y excluyente de la sesión en la Cámara de Senadores: con el oficialismo y la oposición empatados en 36 votos, asumió la tarea de desempatar los tantos y terminó inclinando la balanza a favor de las demandas del sector agropecuario. Su pronunciamiento en contra de las retenciones móviles fue el punto final para un camino que él mismo había marcado al plantear su propuesta –luego aceptada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner– de que el tema fuera discutido en el Congreso.

“Debe ser el día más difícil de mi vida”, admitió Cobos al justificar su voto. Y aseguró formar “parte de este gobierno”. Pero también dijo venir “de otro espacio político” y habló de actuar según “las convicciones que uno tiene”. “La ciudadanía no está esperando que desempate el presidente del Senado; está esperando que salga algo consensuado”, agregó después y pidió un cuarto intermedio para buscar consenso. Ante la falta de acuerdo para abrir una nueva instancia de diálogo, llegó el momento decisivo y votó contra del dictamen del oficialismo.

El conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario le dio a Cobos un protagonismo que no había tenido en los primeros meses de gobierno. Sin mayor brillo desde que se instaló en su despacho en el Senado, saltó a los primeros planos hace poco menos de un mes cuando pidió trasladar al Parlamento el debate sobre las retenciones móviles.

Cobos tocó el cielo con las manos días después cuando la Presidenta anunció que tomaría ese camino, pero su buena estrella le duró hasta que convocó a los gobernadores al Senado a discutir posibles salidas al conflicto. Los colaboradores de Cobos juraban que en caso de que tuviera que desempatar no iría a contramano de la voluntad de Cristina Fernández de Kirchner.

Cobos no imaginaba que fuera a llegar a esa instancia. Sus números también indicaban que el oficialismo conseguiría los votos suficientes para convalidar la resolución 125. En vísperas del debate en la Cámara alta, el jefe del bloque de senadores K, Miguel Angel Pichetto, salió a marcarle la cancha. “Creo que votará con el Gobierno”, vaticinó, pero por las dudas advirtió: “Si vota por la negativa, tendrá que dejar su cargo”. Equivocó su pronóstico: Cobos votó en contra del proyecto girado al Congreso por la Presidenta y no renunció a la vicepresidencia. Habrá que ver ahora cómo sigue.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.