DEPORTES › ESCáNDALO EN LA PRESENTACIóN DE LA DELEGACIóN ARGENTINA A BEIJING

Olímpico grupo de tareas

El atleta discapacitado Martín Sharples fue herido por personal de custodia de uno de los sponsors del Comité Olímpico Argentino después de que increpara a Julio Cassanello, titular del COA y ex intendente de la dictadura.

 Por Gustavo Veiga

“Vos sos presidente del Comité Olímpico y no me representás, porque fuiste intendente de la dictadura.” Las palabras de Martín Sharples, atleta discapacitado, retumbaron como un petardo en la sala donde se disponía a hablar con los periodistas Julio Cassanello. Apenas habían pasado algunos minutos de las 13 en la torre que Telecom levantó en Alicia Moreau de Justo 50, en Puerto Madero.

El máximo dirigente del COA y Gerardo Werthein, jefe de la misión argentina en Beijing, jugaban de locales. El denunciante, en soledad, había conseguido filtrarse en la telefónica y de inmediato fue silenciado brutalmente por un grupo de seguridad. Le rompieron la prótesis que tiene en la pierna izquierda, lo tiraron al piso y lo rasguñaron en el cuello. La ceremonia que estaba prevista con otros deportistas y autoridades siguió su curso mientras Sharples se retiraba por sus propios medios a hacer una denuncia por lesiones, amenazas y daño.

La gravedad del episodio, por la desproporcionada reacción del personal de civil que custodia Telecom, motivó que una mujer implorara por el atleta, que sufrió la amputación de su pierna en un accidente de tránsito en abril de 1993. Martín se define como “deportista, activista de los derechos humanos y socialista”. Y ayer, cuando PáginaI12 lo consultó sobre el ataque que sufrió, dijo: “Me sentí como en las peores épocas de la dictadura. Estaba solo, había una lista para acreditados pero yo pude ingresar. Los que me atacaron parecían un grupo de tareas”.

Sharples es conocido por sus encendidas intervenciones cada vez que compite y recibe una medalla o un trofeo. Nunca falta su discurso en la Carrera de Miguel, que el gobierno porteño organiza todos los años en marzo. Lucha contra la discriminación contra los atletas discapacitados y siempre, ante cualquier auditorio, reivindica la memoria de los 30 mil desaparecidos.

Esta vez, sus palabras –duras pero respetuosas– recibieron como réplica una agresión descalificadora. A los empujones intentaron retirarlo del lugar y sólo consiguieron en medio de forcejeos tirarlo al piso, romperle la prótesis de rodilla y también su ropa. La conferencia continuó sin él y Cassanello, según refirieron los periodistas presentes, evitó contestar sobre temas “políticos”.

Graciela Muñiz, la defensora adjunta del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, lo acompañó a hacer la denuncia en una fiscalía y difundió un comunicado en el que expresó su “más profundo repudio a las conductas y actitudes de quienes quieren silenciar la voz del pueblo a puntapiés y golpes de puño”. Algo es seguro. Sharples no se quedará callado. Quienes conocen su lucha pueden corroborarlo.

Compartir: 

Twitter
 

Cassanello detrás del ciclista Walter Pérez, entre el secretario Morresi y José Meolans.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.