EL MUNDO › LA FICCION UN PAIS MARAVILLOSO FUE CANCELADA ESTA SEMANA

Un programa israelí se mofa de la guerra

 Por Ben Lynfield *

Desde Jerusalén

Con casi 940 palestinos y 13 israelíes muertos, cuatro de éstos caídos bajo “fuego amigo”, la guerra de Gaza no es asunto para reírse, como lo hace el programa cómico más popular de Israel, Eretz Nehederet (Un país maravilloso), al bromear sobre lo desparejo de la cantidad de víctimas fatales de uno y otro bando.

En un episodio de la semana pasada pudo verse a un corresponsal militar, interpretado por el actor Tal Friedman, irrumpir constantemente en escena anunciando la cantidad de muertos palestinos como si se tratara del resultado de un evento deportivo. “Y van 500 para los visitantes, solo 4 para los locales”, se lo vio gritar. “El resultado es bueno, pero no podemos conformarnos con esta ventaja: tenemos que ampliarla”, sentenció el actor. Un momento después comentó cómo un misil impactó en una casa particular ampliando así la ventaja a 501. Este comentario, a pesar de todo, es de lo más relevante que puede verse en los medios israelíes cuando se trata de reportar sobre las víctimas fatales palestinas.

En otro sketch pudo verse a Ehud Barak, ministro de Defensa israelí, también interpretado por Friedman, anunciar el inicio de “fuego indiscriminado” de la artillería sobre Gaza, para reírse un momento después al declarar: “¿Y cómo podíamos saber que era un jardín de infantes? ¡Deberían poner un cartel en hebreo que lo indique!”.

“Nuestro trabajo consiste en decirle al público cosas que nadie quiere oír”, declara Muli Regev, guionista del programa. Pero los críticos de Un país maravilloso sostienen que en la emisión se privilegia el rating por sobre la sátira y denuncia de la guerra.

En otro de los números del programa de televisión, un corresponsal recorrió distintas capitales europeas para anunciar desde cada una de ellas cuántos palestinos se le permitía matar a Israel. Así, por ejemplo, desde Italia la cifra era 800, mientras que desde Alemania 6000. En otra actuación, se mostró a un supuesto líder de Hamas en un jardín de infantes rodeado de niños. “Tenemos muchos niños por aquí. Si piensan bombardear algún blanco civil avisen antes, así los podemos usar de escudo y llevar cámaras”, proclamó, entre risas, el falso miliciano.

“Es probable que esta clase de sketches hagan reír a los israelíes, pero muy difícilmente los haga pensar”, señala Noa Yeblin, editor cultural en el diario Maariv.

El programa fue cancelado esta semana porque los productores estimaron que los hechos reales de la ofensiva terrestre iban a superar por mucho a la ficción. Pero Regev, el guionista, está confiado en que están de vuelta en el aire la próxima semana. Su creencia básica, como la de la mayoría de los israelíes, es que la guerra contra Hamas está más que justificada, dada la cantidad de años que el grupo islamista estuvo lanzando cohetes contra Israel. “Mucha gente solo se ríe con el programa y no reflexiona acerca de nada. Para nosotros, que lo hacemos, es un mal, pero un mal necesario”, dijo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.