EL MUNDO › MIENTRAS TEHERáN SIGUE SITIADA POR POLICíAS, OBAMA PROTESTA POR LA REPRESIóN

Calma vigilada en las calles de Irán

Ayer el Congreso iraní puso fecha a la asunción de Mahmud Ahmadinejad, que iniciará su segundo mandato entre el 26 de julio y el 19 de agosto. La oposición fue acallada por el bloqueo informático, las redadas nocturnas y los policías en las calles.

Con Teherán sitiada y sin protestas, el Congreso iraní puso fecha para la asunción de Mahmud Ahmadinejad. Los legisladores no esperaron al recuento parcial del 10 por ciento que anunciará hoy el Consejo de los Guardianes ni tuvieron en cuenta las irregularidades reconocidas en los últimos días por el régimen, según las cuales al menos tres millones de votos fueron fraudulentos. “Afortunadamente, en estas elecciones presidenciales no hemos hallado trazos de fraude masivo. No ha habido violaciones graves. Así que no hay posibilidad de que se anulen los comicios”, informó ayer el vocero del Consejo, Ali Abbas Kadkhodaei. Minutos después el Congreso anunciaba que el mandatario asumirá su segundo mandato entre el 26 de julio y el 19 de agosto.

Las reacciones de la oposición apenas si se escucharon, acalladas por el bloqueo informático, las redadas nocturnas y los miles de policías, milicianos y miembros de la guardia de elite que vigilan las calles de la capital y de las principales ciudades del país. La voz crítica que más resonó ayer fue la del mandatario norteamericano, Barack Obama, quien subió el tono y condenó sin medias tintas la cruenta represión de la policía y las milicias iraníes de los últimos diez días. Unas horas antes los medios iraníes habían confirmado la detención del corresponsal del diario conservador The Washington Times, Iason Athanasiadis, un ciudadano greco-británico. Cuidando sus palabras, Obama dejó en claro que comparte los cuestionamientos de la oposición iraní. “Existen serios interrogantes”, advirtió.

Mientras tanto en Irán la oposición parecía acallada. Mir Hussein Mussavi, la cara visible de la ola de manifestaciones que se desató al saberse que había quedado segundo en las elecciones presidenciales del viernes 12, no aparece en público desde el jueves, cuando les habló a cientos de miles de personas en el corazón de Teherán. Ayer sus simpatizantes esperaban que repudiara la decisión del régimen de no anular las elecciones y convocara a una nueva movilización. La respuesta les llegó no desde Teherán, sino de Europa.

Un amigo íntimo de Mussavi, el director de la película Kandahar –la historia de una exiliada afgana que vuelve a su país en pleno régimen talibán–, denunció ante la prensa internacional que la policía secreta del régimen iraní tiene vigilado a Mu-ssavi las 24 horas. “Tiene que cuidarse con lo que dice”, explicó Mohsen Makhmalbaf desde Roma.

Según contó, Mussavi le dijo que en los primeros días de las protestas el ayatola Ali Jamenei, el máximo líder de la República Islámica, lo llamó a una reunión, que terminó sin acuerdo. Desde entonces, el gobierno le pisa los talones, le bloquea la mayoría de sus comunicaciones y lo tiene amenazado con detenerlo y juzgarlo por traición. “Mussavi le pide a la gente que lo acompaña que siga rechazando el resultado electoral, pero sin confrontar con el régimen. Debemos adoptar la táctica de Gandhi, la táctica de las protestas pacíficas y la desobediencia civil”, agregó el director de cine.

Pero la represión del sábado pasado y los entre 10 y 15 muertos que dejó –según se cite al gobierno o la información que llega de los blogs– replegó a los manifestantes. Los más valientes se animan a subir a los techos a la noche para demostrar que la bronca y el repudio siguen vivos. “Vamos a seguir luchando. Quizá de otra manera, con otras tácticas, pero esto no ha acabado”, dijo ayer uno de los miembros de la plataforma de Mussavi, que se vio forzado a pasar a la clandestinidad.

Compartir: 

Twitter
 

En una ciudad ya sin protestas, el gobierno iraní ratificó la reelección del presidente.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.