EL MUNDO › TRAS CINCO DIAS DE LUCHA, LA BANDERA AFGANA FLAMEA SOBRE MARJAH

Duros combates en Afganistán

En medio de tiendas bombardeadas y quioscos desiertos, un soldado izó la tricolor roja, verde y negro, gritando “Allahu Akbar”, mientras el principal general afgano en Helmand y el gobernador provincial miraban.

 Por Julius Cavendish *

Desde Kabul

Los soldados afganos coronaron cinco días de duros combates ayer izando su bandera nacional sobre un bazar muy dañado en Marjah, al sur de Afganistán, después de hacer retroceder a tenaces francotiradores en su tercer intento. En medio de tiendas bombardeadas y quioscos desiertos, un soldado izó la tricolor roja, verde y negro, gritando “Allahu Akbar”, mientras el principal general afgano en Helmand y el gobernador provincial miraban. Planeando capitalizar el simbolismo de izar la bandera, las autoridades afganas y sus aliados de la OTAN dicen que tienen la intención de instalar al gobernador del subdistrito de Marjah, Haji Zahir, en su oficina sobre el mercado “en un par de días”, una vez que el edificio quede limpio de minas antipersonales.

Un gobierno a la espera, apoyado por cientos de consejeros occidentales –incluyendo a los británicos, los estadounidenses y los daneses– y funcionarios afganos, está listo para comenzar a brindar seguridad y servicios básicos, incluyendo electricidad, escuelas y clínicas, en cuanto los marines de Estados Unidos y sus contrapartes afganas puedan garantizar su seguridad.

Uno de los primeros desarrollos proyectados destinados a mejorar el comercio y proveer de empleos será la construcción de un camino pavimentado que una Marjah a la ciudad de Garmsir, al resto de la provincia de Helmand y más allá. Los expertos en estabilización dicen que dos mil policías afganos especialmente entrenados están a la espera para mantener la seguridad una vez que terminen las operaciones de combate. Si resultan ser menos corruptos e incompetentes que la policía regular es una de las grandes incógnitas que penden de los proyectos a largo plazo de la Operación Moshtarak.

Los altos funcionarios estadounidenses afirmaron que los primeros acercamientos que el gobierno afgano había recibido habían sido de los militantes en Marjah que buscaban una amnistía que, si era sustanciada, sería un golpe tangible en la batalla de percepciones que acompañan al humo y los disparos.

Hubo informes que los funcionarios del gobierno afgano se habían reunido con representantes del talibán en Maldivia a fines de enero. Citando a un vocero del presidente de la nación del océano Indico, Associated Press dijo que las conversaciones habían durado tres días. Unido a la afirmación del saliente enviado de la ONU a Afganistán, Kai Eide, de que él se había reunido con representantes del talibán en Dubai al mismo tiempo, el informe de Maldivia parece darles crédito a los rumores de que el gobierno afgano está en realidad negociando con los militantes. Estados Unidos se ha cuidado de mantener su distancia, prefiriendo que las conversaciones de paz procedan autónomamente y a discreción del gobierno afgano, con Pakistán y Arabia Saudita ambos tratando de hacer de intermediarios en cualquier acuerdo.

Richard Holbrooke, el enviado especial de Estados Unidos, durante una rápida visita a Kabul, dijo que había pocas probabilidades de que un único acuerdo pusiera fin a las hostilidades entre el gobierno del presidente Hamid Karzai y el asombroso número de facciones insurgentes en guerra con él. “Esta guerra no va a terminar en una base aérea”, dijo, refiriéndose al acuerdo que logró en Dayton, Ohio, para finalizar la guerra de Bosnia. Preguntado sobre la captura del talibán número dos, Mullah Abdul Ghani Baradar, por los operativos de Pakistán y Estados Unidos, Holbrooke dijo que el ataque fue un “desarrollo significativo” y una indicación de la “mayor cooperación” entre Estados Unidos y Pakistán, pero no quiso decir nada más.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados afganos recuperan fuerzas en un campamento en la provincia de Helmand.
Imagen: afp
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.