EL PAíS › EL GOBIERNO Y LOS GREMIOS DOCENTES ACORDARON UN SALARIO MINIMO DE 1740 PESOS DESDE MARZO Y DE 1840 DESDE JULIO

Un piso para que se paren los maestros

La paritaria nacional docente cerró con una mejora del 17 por ciento al inicio del ciclo lectivo, que llegará al 23,5 a mitad de año. Para los gremios, ahora se podrá negociar en mejores condiciones en cada distrito. Se prevén conflictos en Capital, Buenos Aires y Santa Fe.

 Por Laura Vales

La negociación concluyó ayer, en el Ministerio de Trabajo, con funcionarios de Educación y dirigentes sindicales.
Imagen: DyN.

Los gremios docentes acordaron con el gobierno nacional un aumento que llevará el sueldo inicial de los maestros a 1740 pesos a partir de marzo y a 1840 pesos desde julio. El acuerdo, firmado diez días antes del comienzo de las clases, fija el piso por debajo del cual no puede quedar ningún docente del país, y es la base que las 23 provincias y la Capital Federal deberán tomar en cuenta para terminar de hacer sus negociaciones por distrito. Aunque este año la paritaria nacional se adelantó para evitar que los paros atrasaran el comienzo del ciclo lectivo, todavía no hay nada seguro y en algunos distritos ya se ven frentes de tormenta. En la Capital Federal, por ejemplo, Mauricio Macri armó el presupuesto de 2010 sin prever aumentos para los maestros, por lo que la pelea está cantada, mientras que en Santa Fe Hermes Binner habló de una mejora para los estatales de sólo el 7 por ciento. Hasta el momento, los docentes de Catamarca y de La Rioja son los únicos que cerraron acuerdos.

El salario inicial del sector –lo que cobra un maestro de grado al comenzar a trabajar, con jornada simple– estaba actualmente en 1490 pesos. Trasladado a porcentajes, el acuerdo firmado ayer significará una mejora del 17 por ciento (para marzo) y del 23,5 por ciento (en julio). Como parte del paquete, la Nación se comprometió a auxiliar financieramente a once provincias para que puedan cumplir con la suba. “A partir de ahora se van a acelerar todas las negociaciones en mejores condiciones que el año pasado”, consideró Stella Maldonado, titular del gremio docente Ctera.

Las paritarias locales se definirán según el poder de cada sindicato y la situación financiera de las provincias, donde varios gobernadores ya abrieron el paraguas y advirtieron que no tienen fondos para equipararse a los porcentajes del aumento fijado por Nación. El distrito de Buenos Aires es otro de los lugares donde será difícil llegar a un acuerdo: la expectativa gremial es mantener la diferencia a su favor que consiguieron el año pasado, cuando su piso salarial quedó en 1605 pesos, contra los 1490 del resto del país.

El pedido de CFK

De cara a estos diez días que vendrán, en los que los gremios y las provincias se jugarán a todo por el aumento del año, la presidenta Cristina Kirchner tuvo unas palabras para los docentes al anunciar en la Casa Rosada el acuerdo. “Hagamos un inmenso esfuerzo para completar los 180 días de clases para todos los chicos que tienen en esa escuela pública el único instrumento para salir de la pobreza y ser mejores ciudadanos, más libres, más preparados, menos manipulables. Se los pido en nombre de esos pibes, en nombre de esas familias”, dijo en el acto de presentación de las nuevas medidas para la escuela secundaria. En esa línea, recordó que “de cada diez chicos que van a las escuelas públicas, nueve pertenecen al quintil más pobre”. “En la escuela privada siempre hay clases”, remató.

También el ministro de Educación, Alberto Sileoni, que se mostró satisfecho por haber cerrado la paritaria antes del comienzo de las clases, señaló que “ahora cada provincia iniciará sus negociaciones y hay 24 realidades diferentes”. Sileoni apuntó que el acuerdo “rige para aquellas provincias que tenían un piso salarial inferior, pero hay algunas que ya pagaban esta suma”, por lo que –explicó– deberán fijar los aumentos “sobre la base de las negociaciones que establezcan con los sindicatos locales”.

En el acto de la Casa Rosada estaban la mayoría de los que, un rato antes y en el Ministerio de Trabajo, habían negociado las paritarias. Firmaron el acta del acuerdo el ministro de Educación, Alberto Sileoni, su par de Trabajo, Carlos Tomada, y los dirigentes de los cinco gremios docentes con representación nacional, la Ctera, la Unión Docentes Argentinos, los privados de Sadop, los técnicos de AMET y la Confederación de Educadores de la Argentina.

Los docentes habían comenzado a negociar pidiendo un salario inicial de 1900 pesos, por lo que los 1840 finales fueron considerados un buen trato. Otro de los puntos del acuerdo conseguido por los gremios fue que el Gobierno se comprometió a aumentar el incentivo docente (que se financia con fondos nacionales) en un 50 por ciento, llevándolo de 110 a 165 pesos. De todos modos, la discusión tuvo un tironeo que amenazó con demorar las cosas cuando el Gobierno propuso pagar la segunda cuota del aumento en agosto, y los dirigentes gremiales, que lo querían dentro del primer semestre, se negaron a firmar el acta. Tras un cuarto intermedio, la fecha se adelantó a julio.

En las provincias

Los distritos donde las negociaciones serán más difíciles, según evaluaban anoche los gremios, son la Capital Federal, Santa Fe y la provincia de Buenos Aires.

- Los docentes bonaerenses proseguirán hoy sus negociaciones, que iniciaron el martes. “En general, el acuerdo nacional nos pone en mejores condiciones de negociación”, definió a Página/12 Roberto Baradel, del Suteba. El Frente Gremial le está pidiendo a la provincia que mantenga el plus logrado el año pasado y discuta la composición del salario, ya que el sueldo de los maestros tienen un 35 por ciento de sumas en negro (no remunerativas o bonificables).

- En la Capital Federal, la mesa salarial abrirá mañana a las 9.30. “La paritaria nacional definió el salario inicial. Nosotros vamos a plantear que el mismo porcentual de aumento sea llevado a todas las categorías y niveles, para que no se achate la pirámide salarial”, anticipó Eduardo López, de la Unión de Trabajadores de la Educación. El dirigente advirtió que “hoy, en las condiciones que plantea el gobierno de Macri, de cero por ciento de aumento, vamos a un conflicto seguro”. López pasó revista a los números del Presupuesto de la ciudad, que prevén “cero por ciento de aumento para los trabajadores estatales y 20 por ciento de aumento para las empresas contratistas del Estado”.

- En Santa Fe, el gobernador Hermes Binner ofreció a los estatales un aumento de sólo el 7 por ciento (con mejoras progresivas según el índice de inflación de la provincia). Todo indica que hoy repetirá esa oferta a los docentes, que pretenden una suba del 30 por ciento. Con este panorama, los gremios creen casi imposible evitar que haya paros.

La secretaria general de Ctera, Stella Maldonado, dijo sin embargo que ve buenas chances de que las clases comiencen con menos problemas que en años anteriores. “El adelantamiento en el cierre de la paritaria nacional, la mejora en la situación económica del país y el hecho de que algunas provincias estén recibiendo una mayor coparticipación arman un panorama mucho más favorable para que en cada jurisdicción se logren acuerdos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.