EL PAíS › GERARDO MORALES Y RICARDO ALFONSIN TRATARON DE FRENAR A ELISA CARRIO

Cobos encontró quien lo defienda

Le pidieron “parar un poco”, advirtieron que “no se justifica dividirnos por cuestiones personales” y le plantearon que dirimiera su enfrentamiento con el vicepresidente en una interna. Desde la Coalición Cívica rechazaron esa alternativa.

 Por Sebastian Abrevaya

El titular del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, y el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Alfonsín, salieron a frenar la escalada de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, contra el vicepresidente Julio Cobos y el radicalismo. Morales le pidió “parar un poco” con las acusaciones y le propuso que se someta a internas para definir el candidato presidencial del Acuerdo Cívico y Social, algo que desde la CC descartaron por completo. Carrió reiteró que en su fuerza “son principistas” y recordó que cuando la UCR acompañó a Roberto Lavagna no aceptaron ir “con un kirchnerista arrepentido”. El socialismo, por su parte, afirmó a través de su presidente, Rubén Giustiniani, que hoy la situación del Acuerdo Cívico y Social “está complicada”.

Tratando de disimular la fractura, Alfonsín aseguró que buscarán “hacer todo lo que podamos para recuperar la confianza y ponernos a trabajar sobre las cosas que tienen que ver con los programas”. De todas maneras, el vicepresidente de la Cámara baja consideró “un error” las afirmaciones de Carrió y agregó “no se justifica” que el ACyS se divida “por cuestiones de orden personal”.

Para posponer una vez más la división formal del Acuerdo Cívico, Morales le propuso someter el diferendo a las internas abiertas dentro de la alianza que formaron para las legislativas de 2011. “Vamos a proponerle que vaya a internas. Ella es de profundas convicciones, pero vamos a dialogar. En todo caso, debemos pensar que, si Cobos vuelve al partido, también tendrá derecho a ser candidato. Y habrá otros”, aseguró el jujeño.

Lilita había asegurado que, si la UCR llevaba de candidato a Cobos, la Coalición Cívica tendrá su propuesta propia. Ayer el legislador porteño de la CCARI Fernando Sánchez, muy cercano a Carrió, afirmó que el ACyS “no será conducido por un dirigente que fue funcional al kirchnerismo, primero como gobernador y luego como vicepresidente”. Por si quedaba alguna duda remató: “La Coalición no irá a una interna con el vicepresidente Julio Cobos”.

Como socios minoritarios del Acuerdo Cívico, los socialistas insistieron en postergar la etapa de las candidaturas para el 2011 y reclamaron que primero debe darse “una discusión de los acuerdos programáticos”. Giustiniani aclaró, además, que “la candidatura de Cobos es una cuestión del radicalismo” y recordó que el plan acordado entre los integrantes del Acuerdo Cívico y Social consiste en que “cada partido presenta sus postulantes” y se define por internas, según lo requiere la nueva legislación, aprobada el año pasado en el Congreso.

El presidente del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz, prefirió llamarse a silencio y el partido no emitió ninguna opinión institucional, como acostumbra hacerlo cuando hay un tema de trascendencia. Su posición, dijeron en su entorno, quedó representada por las palabras de Alfonsín y Morales. De todas maneras, existe en la cúpula de la UCR la convicción de que el problema de Carrió no es con Cobos, sino con cualquiera que esté por encima de ella dentro del ACyS. “Así sea Cobos, Morales, Alfonsín o Aguad, lo que ella quiere es que el radicalismo se encolumne detrás de ella”, arremetió un influyente operador radical.

La líder del GEN, Margarita Stolbizer, también había reconocido la existencia de una “fractura” en el seno del Acuerdo Cívico que comparte con el PS, la UCR y la CC. “En lo electoral, es evidente que la fractura ya existe”, aseguró. En el partido de Stolbizer consideran que Lilita prefirió construir un acuerdo con sectores parlamentarios del PJ disidente conducido por Felipe Solá y del PRO liderados por Federico Pinedo, en vez de con los integrantes del ACyS.

El vicepresidente prefirió no responder las últimas acusaciones de la chaqueña y no alimentar así la controversia. Sin embargo, en su entorno respondían que Carrió estaba siendo funcional al kirchnerismo provocando una división en la oposición.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín consideró que el embate de Elisa Carrió contra Julio Cobos es “un error”.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.