EL MUNDO › BUENOS PRONóSTICOS PARA LAS ELECCIONES DEL DOMINGO PRóXIMO

Evo avanza en las departamentales

Las encuestas muestran que el MAS puede ganar cinco de las flamantes gobernaciones y revalidar la reelección de Morales en diciembre, con el 64 por ciento de los votos. Los candidatos y la situación en las provincias.

 Por Sebastián Ochoa

Desde La Paz

El próximo domingo 4 de abril, Bolivia estará de elecciones regionales, una oportunidad de revisar cuánto varió el termómetro político del país desde diciembre, cuando Evo Morales fue reelecto con el 64 por ciento de los votos. Las últimas encuestas evidencian que el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) avanza tibia pero firmemente en los municipios y departamentos donde tradicionalmente perdió. Sin embargo, los de Santa Cruz y Beni, controlados por agrupaciones de derecha, seguirán siendo opositores al presidente aymara. Aunque Morales vaticinó triunfos para el MAS en siete de los nueve departamentos, los sondeos prevén que obtendrá cinco gobernaciones.

Con la implementación de la nueva Constitución, quienes antes eran prefectos pasarán a llamarse gobernadores. En el recuerdo quedaron los tiempos de la Media Luna, un grupo de cinco prefecturas opositoras al MAS cuyo nombre tomó de la forma que sus departamentos tenían en el mapa nacional. Aunque en varias oportunidades habían coqueteado con la posibilidad de dividir Bolivia, las autoridades de la Media Luna quedaron descalificados (alguno está preso, otro prófugo en Miami).

Según los reglamentos electorales, los prefectos que se postularan a la reelección tenían que renunciar primero. A principios de año lo hicieron los tres medialuneros sobrevivientes: el de Tarija, Mario Cossío; el de Beni, Ernesto Suárez; y el de Santa Cruz, Rubén Costas. Los tres, lo mismo que Morales, habían sido ratificados en el referéndum de agosto de 2008, cuando estaba en su pico el conflicto entre el oriente de Bolivia (el de la Media Luna) y el occidente (donde la hegemonía del MAS es indiscutible). Desde entonces, varios errores y fricciones internas entre los opositores fueron aprovechados por Morales, quien hoy compite cabeza a cabeza por controlar Santa Cruz, bastión de la derecha.

Según las encuestas, en ese departamento Costas tiene el 45 por ciento de apoyo. El socialista Jerjes Justiniano, del MAS, tiene el 35 por ciento. Muchísimo se redujo la distancia con relación al sondeo anterior, de febrero, que había dado 58 por ciento a Costas y 26 por ciento a Justiniano.

Costas, que en sus buenos tiempos de 2008 había llamado “excelentísimo asesino” a Morales, ahora optó por un discurso conciliador. “Se debe trabajar aunadamente. Tiene que haber un encuentro con el gobierno. No podemos seguir en esta lucha de Tom y Jerry”, dijo, aunque no aclaró quién es el gato y quién el ratón.

El candidato de la agrupación Verdad y Democracia (Verde) también se mostró arrepentido por sus antiguas amistades de la Media Luna. “Tenía muchas diferencias con Leopoldo (ex prefecto de Pando), nunca creí en Manfred (Reyes Villa, ex prefecto de Cochabamba) y Pepelucho Paredes (ex prefecto de La Paz) me parecía repugnante”, dijo Costas.

Leopoldo Fernández está preso en la cárcel de San Pedro, acusado de autor intelectual del asesinato de trece personas en el departamento que gobernaba. Fue en septiembre de 2008, durante el intento de golpe de Estado cívico–prefectural finalmente sofocado por Morales. El juicio comenzará el 4 de mayo próximo. Manfred Reyes Villa, quien fuera revocado en el referéndum de agosto de 2008, quiso resucitar como presidente en las elecciones de diciembre pasado. Aunque obtuvo el 25 por ciento de apoyo, decidió fugarse a Estados Unidos para no responder ante la Justicia por posibles desfalcos durante su gobierno, que ascenderían a 14 millones de dólares. José Luis Paredes también fue del grupo de la Media Luna, hasta que fue revocado en el mismo referéndum de 2008. Actualmente no se sabe bien si está escondido en Bolivia o en el extranjero, atosigado por denuncias de corrupción durante su mandato.

En Beni, para enfrentar a Suárez fue elegida por el presidente Jéssica Jordan, una modelo y ex reina nacional de la belleza de 25 años. Mientras el opositor tiene el 42 por ciento de apoyo, la candidata del MAS llega al 27 por ciento, de acuerdo con la encuesta de Ipsos, Apoyo, Opinión y Mercado. En Pando, donde gobernó por décadas el actual reo de San Pedro, al parecer triunfará el MAS. Luis Flores, candidato oficialista, tiene el 43 por ciento de respaldo. Por su parte, el ex legislador Paulo Bravo llega al 26 por ciento de aprobación.

En Chuquisaca y en Tarija están empatados. En el primer departamento, el ex dirigente campesino Esteban Urquizo, del MAS, y el opositor John Cava, de Alianza por Chuquisaca, tienen 35 por ciento de apoyo cada uno. En Tarija, lindante con la Argentina, el candidato del MAS Carlos Cabrera Iñiguez y el ex prefecto Cossío, de Camino al Cambio, siguen igualados en 40 por ciento.

En La Paz, Oruro, Potosí y Cochabamba, los candidatos del MAS siguen punteros. En la sede del Ejecutivo, el 47 por ciento apoya a César Cocarico, quien entró en lugar del ex ministro Félix Patzi, renunciado por Morales luego de que la policía lo atrapara cuando conducía borracho. En Oruro, el 35 por ciento dice que votará por Santos Tito. En Potosí, el oficialista Félix Gonzales tiene el 55 por ciento de electores a favor. En Cochabamba, el ex presidente de la Cámara de Diputados, Edmundo Novillo, cuenta con el 51 por ciento de respaldo de los encuestados.

Ese día, cinco millones de bolivianos también elegirán alcaldes y asambleístas departamentales.

Compartir: 

Twitter
 

La dura disidencia de la Media Luna perdió fuerza y el discurso político se moderó claramente.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.