EL MUNDO

Mirador

BOLIVIA

Cardenal investigado

El jefe de la Iglesia Católica de Bolivia, cardenal Julio Terrazas (foto), será investigado por la Unidad de Investigaciones Financieras por haber recibido unos 115.000 bolivianos (14.000 dólares) en mayo de 1999 de gastos reservados del Estado boliviano, informó ayer el fiscal Félix Peralta. También será convocado el ex defensor del Pueblo Waldo Albarracín, por haber recibido 150.000 bolivianos (21.000 dólares) el 4 de octubre de 2001, también de gastos reservados. “El reporte de la Unidad de Investigaciones Financieras presenta el nombre de particulares que habrían recibido en sus cuentas diferentes sumas de dinero, en esta lista figura con fecha 12 de mayo de 1999 un depósito de 115.000 bolivianos, cheque girado a nombre de Julio Terrazas”, informó Peralta. Explicó que ese dinero fue entregado al cardenal Terrazas y al activista de derechos humanos Waldo Albarracín por funcionarios del gobierno de Hugo Banzer (1997-2001) de la partida de gastos reservados. La Unidad de Investigaciones Financieras indaga a doce ex ministros de Gobierno (Interior) por el destino que dieron a 1228 millones de bolivianos (180 millones de dólares) de gastos reservados entre 1995 y 2005.

MEXICO

Arrestos en Ciudad Juárez

Un sospechoso de los homicidios el 13 de marzo pasado de tres personas vinculadas con el Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, al norte de México, fue detenido, informaron oficialmente ayer las autoridades mexicanas. El portavoz de la operación conjunta de Chihuahua, Enrique Torres, indicó que el sospechoso fue detenido el viernes pasado por el Ejército, pero se negó a revelar su identidad. Torres señaló que el detenido pertenece a la banda conocida como Los Aztecas y que actualmente está a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), que es la que investiga el caso. El pasado 13 de marzo fueron asesinados la empleada del Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, los estadounidenses Lesley A. Enriquez y su marido, Arthur H. Redelfs, que trabajaba en una cárcel estadounidense, así como Jorge Alberto Salcido, esposo de una empleada mexicana del Consulado. Aunque los tres asistieron a la misma reunión social, la pareja murió al mismo tiempo y Salcido fue asesinado minutos después. En ambos casos fueron muertos cuando circulaban en sus vehículos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.