EL MUNDO › PEDIDO DE LOS GOBERNADORES DEL SUDESTE DE EE.UU. TRAS EL ASESINATO DE UN RANCHERO

Más tropas para cuidar la frontera

En un año electoral, el militarismo de los gobernadores está nutriendo la ya de por sí agresiva retórica contra los inmigrantes indocumentados y la violencia en México.

 Por David Brooks *

Desde Nueva York

Con un solo asesinato en la frontera de Arizona está en jaque todo el elegante discurso de “cooperación bilateral” entre Estados Unidos y México, al intensificarse los llamados para continuar la militarización de la línea divisoria. Ahora, todos los gobernadores de los estados fronterizos con México, con excepción de California, han solicitado que el gobierno federal envíe tropas de la Guardia Nacional y más agentes federales, después de la muerte de un prominente ranchero esta semana, y la creciente e incesante ola de violencia al otro lado de la frontera, la cual recientemente incluyó dos víctimas estadounidenses ligadas al consulado de este país en Ciudad Juárez.

El gobernador de Nuevo México, el demócrata Bill Richardson, uno de los políticos latinos de mayor perfil en este país, ordenó el envío de tropas de la Guardia Nacional a su frontera después del asesinato del ranchero Robert Krentz, cometido el pasado sábado. Pese a que el rancho en que fue perpetrado el crimen está en Arizona, se ubica en la frontera con Nuevo México, y la víctima fue miembro de la Asociación de Rancheros de Nuevo México.

A su vez, la gobernadora de Arizona y el senador John McCain, de ese estado, han solicitado al gobierno de Barack Obama enviar tropas de la Guardia Nacional. Hace dos semanas, el gobernador de Texas, Rick Perry, solicitó a Washington el despliegue de mil efectivos, lo cual le fue negado por ahora. Denunciando la respuesta federal, Perry anunció que había activado la primera fase del “plan de contingencia de derrame de violencia”, con lo cual se dedican más recursos policíacos estatales al monitoreo fronterizo.

Pero con el homicidio de Krentz la presión sobre Washington se intensificó. El ranchero fue asesinado en su propiedad, a unos 50 kilómetros del pueblo de Douglas, al otro lado de Agua Prieta. Los investigadores no han arrestado a nadie, ni dicen si cuentan con pruebas sobre la identidad del asesino o el motivo; lo único que tienen son huellas que siguieron desde la escena del crimen unos 30 kilómetros hacia la frontera con México, y con ello se especula que los responsables son contrabandistas o “inmigrantes ilegales”.

El gobierno de Obama se ha limitado a reiterar su cooperación con México para asegurar la línea divisoria y señalar que continuará evaluando la situación fronteriza. El jueves, el Departamento de Seguridad Interna expresó su “indignación” ante el asesinato y anunció una recompensa de 25 mil dólares por información que lleve a los responsables del delito.

El gobernador Richardson comentó ayer en una entrevista con Fox News:

“Sí creo que necesitamos una presencia permanente, más Patrulla Fronteriza, más Guardia Nacional en la frontera. La guardia está haciendo básicamente trabajo de apoyo a la Patrulla Fronteriza”. Aunque se reconoce el esfuerzo mayor del presidente Felipe Calderón, “desafortunadamente la violencia fronteriza no se ha abatido. Entonces, tenemos que proteger a nuestros ciudadanos”, añadió.

A escala local, Michael Gomez, alcalde de Douglas, escribió esta semana a la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, sumándose al coro que pide tropas de la Guardia Nacional; expresó que muchos residentes ahora temen más por su seguridad. Mientras, en las tiendas de armas y municiones, las ventas se han elevado en estos días.

Todo lo anterior está nutriendo la ya de por sí agresiva retórica contra los inmigrantes indocumentados y la violencia en México en un año electoral.

* De La Jornada de México. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Un militar mexicano de guardia en la entrada a Ciudad Juárez.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.