EL MUNDO › MáS PODER AL PARLAMENTO DE LA EX REPúBLICA SOVIéTICA

Una nueva Constitución para Kirguistán

 Por Joanna Lillis *

Desde Osh

A pesar de que algunos observadores predijeron que los votos serían un catalizador para nuevos tumultos en Kirguistán, todo sucedió en calma. Así se concretó un referéndum para crear la primera democracia parlamentaria en Asia Central, aun en las regiones del sur, donde la violencia étnica explotó a principios de mes y dejó cientos de muertos.

Los votantes le dieron su apoyo a una nueva Constitución, con la que el gobierno interino espera estabilizar a la tormentosa ex república soviética, que ha estado plagada de violencia política y comunal. Roza Otunbayeva, la presidenta provisional del país, declaró anoche que las reformas habían sido aceptadas. “La nueva Constitución de la república ha sido aprobada, a pesar de los salvajes ataques de sus adversarios”, se alegró, pero no precisó la proporción del electorado que se inclinó por la reforma de la Carta Magna. Se sabe que un 70 por ciento del electorado acudió a las urnas y los resultados parciales daban una victoria superior al 80 por ciento al sí.

Si el anuncio se confirma, el Poder Ejecutivo será delegado al primer ministro. Así se acatará la regla parlamentaria, que la administración interina de Otunbayeva sostiene que traerá más democracia. Las elecciones parlamentarias del 10 de octubre prepararán el camino para la formación de un nuevo gobierno. La mandataria provisional seguirá en el poder hasta 2011.

Otunbayeva, quien asumió el cargo en abril, tras el derrocamiento del presidente Kurmanbek Bakiyev, se trasladó en un convoy excesivamente custodiado hasta Osh para emitir su voto. La destruida y dividida ciudad de Osh se ubica a 300 kilómetros al sur de Bishkek, la capital del país. Días atrás fue el epicentro de los peores alborotos. Desde allí, convocó a la unidad para superar los desafíos que se le presentan a un país alterado por la escalada de violencia. Pero recoger los pedazos será un desafío y muchos en los vecindarios uzbecos, que padecieron los ataques, descreen del gobierno interino, que falló al intervenir e impedir la violencia. Los líderes alegaron no haber tenido poder para frenar el enfrentamiento. Mientras los kirguises y los uzbecos de las comunidades de Osh se acusan por la violencia, el gobierno culpa a los territorialistas y a los seguidores de Bakiyev, que niega los cargos.

Grupos uzbecos se negaron a votar, denunciando su exclusión del proceso político, ya que la nueva Constitución no garantiza mayor representación en los órganos legislativos para las minorías étnicas. Pero aun así muchos uzbecos fueron a las urnas, a pesar de las predicciones de que esa comunidad boicotearía las elecciones. Los resultados oficiales del plebiscito se esperan para la mañana de hoy. Después de la confirmación, el gobierno interino deberá afrontar el reto de construir una república parlamentaria en un país dividido y sin gran tradición democrática.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.