EL MUNDO › DEBUTA CON PRESENCIA OPOSITORA LA NUEVA ASAMBLEA NACIONAL DE VENEZUELA

Un día volvió la oposición

El oficialismo retendrá bastante más de la mitad de las bancas, pero perderá las mayorías calificadas que le permitían legislar en algunas áreas. La fuerza oficialista contará con 98 de las 165 plazas, más una del aliado PC.

 Por Ailín Bullentini

La hegemonía oficialista en la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela se rompió esta mañana, al asumir sus bancas los nuevos diputados, electos en septiembre pasado. La amplísima mayoría con la que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) contaba en el Parlamento se redujo en manos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), una coalición opositora conformada por un variopinto de pequeños partidos políticos.

“Será uno de los grandes escenarios de batalla política de 2011”, consideró el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, mientras que los referentes de la tendencia que lo respalda prefirieron mantener la calma: “La oposición podrá presentar los proyectos que quiera y pedir la nulidad de las leyes que quiera. No podrán llevarlo a cabo. La mayoría sigue siendo de los revolucionarios”, sentenció Cilia Flores, otrora presidenta del cuerpo legislativo y a partir de hoy jefa del bloque del Psuv. Para la oposición, en cambio, la historia cambia: “Es un día histórico para la democracia venezolana. Llega la voz de la mayoría al Parlamento”, apuntó la diputada de la MUD, María Corina Machado.

El nuevo Parlamento unicameral bolivariano se mantendrá hasta 2016. Sin embargo, los dos primeros años de gestión serán los más importantes, ya que acompañarán los dos últimos del actual gobierno de Chávez. En él, el oficialismo retendrá bastante más de la mitad de las bancas, pero perderá las mayorías calificadas que le permitían legislar en algunas áreas. Durante los últimos cinco años los diputados del Psuv legislaron sin apenas oposición debido a que los detractores de Chávez decidieron no presentarse a los últimos comicios de 2005. A partir de hoy, la fuerza oficialista contará con 98 de las 165 plazas, más una del aliado Partido Comunista.

Esta mañana, tras la ceremonia de asunción que será flanqueada desde las calles por movilizaciones de ambas tendencias, se definirán los cargos.

El bloque oficialista apuntará a ganar la dirección del recinto, con los candidatos a presidente, Fernando Soto Rojas, a vicepresidente primero, Aristóbulo Isturiz, y Blanca Ecao como vicepresidenta segunda. Luego, cumplirán una agenda cuyo objetivo central será la profundización del modelo bolivariano hasta ahora aplicado por Chávez, con la nueva meta de fortalecer el poder popular.

“Trabajaremos en la incorporación del pueblo organizado a la vida legislativa. Desde el Psuv promoveremos que la gente proponga iniciativas, las trabaje y las defiende en las sesiones. Luego los diputados votaremos. Sólo así aquellas que se conviertan en leyes podrán ser aplicadas de manera eficaz en lugar de quedar en letra muerta”, explicó Flores.

Su probable reemplazante, Soto Rojas, coincidió. “El desafío será consolidar el proyecto del pueblo legislador y el parlamentarismo social de calle”, señaló.

La flamante jefa del bloque oficialista negó una pérdida de poder. “La oposición se consideró victoriosa en las elecciones, pero está ciega y no quiere entender una realidad que es matemática: 98 es más que 65”, desafió.

En la otra vereda, la Mesa de Unidad Democrática ingresó a 65 legisladores, acompañados por otros dos del Partido Patria para Todos (PPT), también opositor. Los primeros meses de gestión servirán de prueba a la MUD, que deberá probar la fuerza de la alianza que aglutina a tendencias políticas muy diferentes. Es que nada garantiza que puedan mantener los acuerdos.

Machado remarcó que la oposición intentará modificar varias leyes aprobadas por el antiguo Parlamento. “El oficialismo aprobó en un mes más de treinta leyes que violan derechos y principios como la propiedad privada y la libertad de expresión. Lucharemos contra esas normas que buscan imponer un régimen comunista en el país”, denunció la legisladora.

Entre las leyes aprobadas en las últimas semanas que la oposición cuestiona se destaca la Ley Habilitante, votada los últimos días de diciembre, La norma otorgó a Chávez un período de 18 meses en el que podrá emitir decretos con fuerza de ley. Según el oficialismo, la ley está destinada a solucionar las consecuencias de las inundaciones que golpearon al país en los últimos meses, y no a cerrar la asamblea, como reclama la oposición.

“Esa ley muere hoy. Los poderes de la Asamblea duran lo que su gestión. Cada decreto que el presidente apruebe de aquí en adelante será nulo”, bramó furiosa la diputada Machado a través del teléfono.

Flores no se inmutó al escuchar el planteo de la diputada opositora. “Pueden pedir lo que quieran porque en Venezuela hay plena libertad. De ahí a que tengan argumentos para sostener esa solicitud, es distinto. Rechazan la ley por rechazarla, sin motivos jurídicos, constitucionales ni de ninguna índole. La Habilitante es una ley que fundamental que atiende a las necesidades del pueblo en un momento de emergencia”, contestó.

Compartir: 

Twitter
 

La Asamblea venezolana contará, a partir de hoy, con una fuerte presencia opositora.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.