DEPORTES › JORGE PERRONE, EL VETERANO DEL DAKAR

Pasión a los 74

 Por Joris Fioriti

Desde Jujuy

Los ojos de Jorge José Perrone brillan cuando comienza a hablar del Rally Dakar, pues a sus 74 años es el piloto más viejo en competencia en la presente edición, además de ser su primera aventura en el rally raid, algo así como la carrera de su vida. Una única palabra parece dictar su elección: la “pasión”. Un deseo irreprimible, casi sobrenatural.

“El año pasado, mientras los pilotos del Dakar pasaban cerca de mi casa, tenía la impresión de que era yo el que competía”, explicó. Meses de reflexión más tarde, Perrone (foto) decidió comprometerse. “Le dije a mi mujer: ‘voy a correr el Dakar’. Ella bajó su cabeza y me respondió: ‘yo no puedo decirte nada, ya que de todas maneras lo vas a hacer’”, comentó sonriendo al recordar el episodio. Desde entonces su esposa, el amor de su juventud, “forma parte del equipo”.

Sin haber nunca disputado un Dakar, Perrone es un apasionado por los autos y la velocidad. Más joven corrió en un Ford T. Se accidentó en un circuito y el siniestro le ocasionó una inmovilidad articular en una de sus piernas. También trabajó para un fabricante de neumáticos. Y administra su propio garaje.

“Toda mi vida he mantenido una relación con los automóviles de carreras. El hecho también de vivir para el ruido del motor, los neumáticos y los frenos se volvió una tentación irresistible. Estas cosas permanecen en el corazón”, anotó.

La preparación de un todoterreno al igual que el entrenamiento –recorrió 5000 km, de los cuales 1200 sobre arena– los realizó naturalmente, sin contratiempos. Pero la búsqueda de una condición física decente resultó mucho más problemática para este hombre nacido el 29 de noviembre de 1936 en Vicente López.

“Cuando tomé la decisión de competir pesaba 124 kilos. Ahora estoy en 99. Voy al gimnasio todos los días para hacer de 20 a 30 minutos de deporte. Sólo movimientos, nada de mucho esfuerzo”, comentó.

Lo físico parece en cualquier caso secundario cuando está en juego tanto de pasión. Pero, ¿estará Perrone libre de superar los riesgos inherentes de la carrera? “No, conozco los riesgos –respondió–. Pero soy temerario. Lo que no significa ser suicida”, agregó. “Me preparé psicológicamente. A veces los temores llegan, principalmente nutridos por mis familiares. Pero no tengo miedo. Lo que me podría llegar a pasar corriendo el Dakar también me puede llegar en cualquier otra parte”, sostuvo. “Voy a enfrentar los peligros, pero intentaré reducirlos al máximo.”

Anoche se demoraba su ingreso a Jujuy. Tras las primeras dos etapas, la tripulación de 124 años de edad –su copiloto Alberto González tiene 50 años– marchaba en el puesto 120 de la general de autos, a más de 4 horas de Carlos Sainz. “Muchos me dijeron que estaba loco. Pero cuando lo decían no los escuchaba. No saben lo que es una pasión. No es una locura, sino un sueño”, puntualizó.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.