EL MUNDO › EL GOBIERNO DE TRANSICION DE TUNEZ

Promesa de amnistía

El gobierno de transición tunecino, cuya dimisión piden a gritos los manifestantes por incluir a miembros del antiguo régimen, adoptó ayer un proyecto de ley de amnistía general. La medida irá acompañada de la legalización de todas las fuerzas políticas, incluidas las islamistas.

En las calles, los manifestantes, temerosos de que se despoje de su sentido original a la Revolución de los Jazmines, reprimida violentamente por la policía del dictador Zine El Abidine Ben Alí y con un saldo de al menos cien muertos según la ONU, no dan tregua en sus protestas (foto). Se quejan de la presencia de numerosos ministros del régimen derrocado de Ben Alí, quien, tras 23 años en el poder, huyó del país el 14 de enero bajo la presión de la revuelta.

Durante este primer Consejo de Ministros, el Ejecutivo provisional también decidió que el Estado tomará posesión de los bienes mobiliarios e inmobiliarios de la Asamblea Constitucional Democrática (RCD), el partido del presidente derrocado. Dicho Consejo adoptó un proyecto de ley de amnistía general que será enviado al Parlamento. “El movimiento Ennahdha está incluido en la amnistía general”, dijo el ministro de Educación Superior Ahmed Ibrahim. Prohibido bajo el régimen de Ben Alí, el partido islamista Ennahdha anunció el martes que pedirá su legalización.

Además, como señal de una vuelta a la normalidad, el gobierno decidió la reanudación de las clases en las escuelas y universidades la semana próxima. Dando muestras de democratización, el gobierno suprimió la policía política de las universidades, tradicionales focos de agitación.

Son los esfuerzos por llenar el vacío institucional que dejó la huida del dictador, para este momento de transición. “A partir de mañana (por hoy), la comisión encargada de preparar las elecciones comenzará a trabajar. Hay leyes por escribir, otras por revisar, en un espíritu de concertación con todas las tendencias y todas las sensibilidades, sin excepción alguna”, declaró Ahmed Ibrahim, jefe del partido Etajdid (ex comunistas). Según la Constitución tunecina, las elecciones presidenciales y legislativas deben celebrarse en un plazo de dos meses, en caso de vacío de poder. Pero el primer ministro ya anunció que serán en seis meses.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.