EL MUNDO › EL DICTADOR SUMO EL APOYO DEL CANTANTE CANDIDATO MARTELLY

Duvalier se queda en Haití

En pocos días volvió al país, fue interrogado por la Justicia y recibió acusaciones de corrupción y violaciones a los derechos humanos. Impertérrito, negó tener intenciones de participar en estas elecciones.

Finalmente, el dictador Jean-Claude Duvalier no regresó al refugio en la Costa Azul francesa donde disfrutó de 25 años de exilio. Pese a las acusaciones de corrupción y violación a los derechos humanos que llovieron sobre su cabeza tras su sorpresivo regreso, Baby Doc confirmó que su estancia en Haití, de donde huyó en 1986, será permanente. Además, negó sus intenciones de participar en el intrincado, y por ahora suspendido, proceso electoral haitiano del que emergerá el reemplazante del actual presidente René Préval. Sin embargo, aunque despreció los dichos de su supuesto vocero, Henri Robert Sterlin, no descartó regresar a la arena política del país en un futuro cercano.

La promesa de Duvalier de realizar una conferencia de prensa para explicar las razones de su sorpresivo regreso se escurrió con el correr de los últimos días. Acabó convirtiéndose en un comunicado de prensa que ayer a la mañana leyó la esposa del dictador, Véronique Roy: “Desmiento en los términos más enérgicos todas las declaraciones políticas reportadas por la prensa nacional o internacional que pudieron haber sido atribuidas a mí por alguien que dijo ser un portavoz, y que pudieron haber aludido a escenarios acerca del proceso electoral de Haití”, enfatizó Baby Doc a través del texto. Con esas pocas palabras defenestró a quien fuera embajador haitiano en Francia durante el régimen 1971-1986, que el miércoles dijo –en supuesta calidad de vocero oficial– que las intenciones del recién llegado eran participar de la elección presidencial en curso.

Durante el resto del día, Duvalier recibió a un grupo de seguidores en la suite del lujoso Caribbean Hotel que ocupó hasta ayer. Ex funcionarios y miembros los Tonton Macoutes, la milicia y brazo perseguidor, represor y torturador de su régimen, fueron ingresando a entrevistarse con Baby Doc. Luego armó las valijas y abandonó el edificio sin divulgar sus nuevas coordenadas.

Los resultados oficiales de la primera vuelta de los comicios, que tuvo lugar el 28 de noviembre pasado, recién se divulgarán el 31 de enero. Así lo informó ayer la Comisión Electoral Provisoria de Haití, que anteayer desestimó las recomendaciones que la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los candidatos a pelear la presidencia en la todavía indefinida segunda vuelta. El mandato del presidente René Préval termina el 7 de febrero, pero una cláusula de la ley electoral le permite, excepcionalmente, extender su mandato por otros 90 días. La definición llegaría a mediados de febrero.

Por motivos de fraude, la OEA consideró que el gobierno haitiano debería desplazar al candidato oficialista, Jude Célestine, de la elección final y permitir que en su lugar compita el cantante Michel Martelly, supuesto tercer puesto en los resultados preliminares oficiales. La CEP remarcó que no está obligada a cumplir con las recomendaciones y ratificó a Célestine como contrincante de la indiscutida primera candidata, Mirlande Manigat.

El jefe de los cascos azules de la ONU, el diplomático francés Alain Le Roy, apuntó que el ejecutivo de Haití debía atender a la OEA: “Solo así se reflejará la decisión del pueblo. Si no, Haití podría afrontar una crisis constitucional, y posiblemente una situación de inseguridad y disturbios”, alertó.

El candidato artista también expresó su enojo. Pese a que el país está en ruinas y cientos de miles de familias deben vivir en carpas de refugiados ya que perdieron sus casas, Martelly inició una campaña de mensajes telefónicos automáticos en los que denuncia a Préval de impedirle llegar a la segunda vuelta y convoca a la población a manifestarse pacíficamente para exigir un nuevo resultado. Además, aseguró a los medios de comunicación que sus abogados impugnarán los resultados divulgados a fin de mes.

Pero el cantante candidato no se quedó solo en las conclusiones del proceso electoral actual y, por si acaso, ya comenzó a tender puentes que le permitan mantenerse colgado de la soga política de Haití. Antes siquiera de que Duvalier desmintiera supuestas intenciones de participar de las actuales elecciones, “Sweet Micky”, como es conocido Martelly en el mundo artístico haitiano, apoyó su retorno y aseguró que lo nombraría su asesor. También se refirió a la intención de retorno de otro ex presidente de Haití, Jean-Bertrand Aristide, derrocado en 2004 por un golpe de Estado. “Duvalier es un haitiano. Que regrese, es la democracia. Mi sueño es ver a esos antiguos dirigentes tan populares reunidos en un mismo lugar para la reconciliación nacional. Me gustaría que se conviertan en mis consejeros con el fin de poder aprovechar toda su experiencia”, señaló en una entrevista televisiva.

Compartir: 

Twitter
 

Duvalier recibió a un grupo de seguidores en la suite del lujoso Caribbean Hotel que ocupó hasta ayer.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.