EL MUNDO › MORIR EN MOSCú > UN ATENTADO SUICIDA MATó AL MENOS A 35 PERSONAS EN EL AEROPUERTO RUSO

Horror terrorista en Moscú

Los testigos dijeron que el atacante gritó “los mataré a todos” antes de provocar la explosión que lanzó esquirlas en todo el aeropuerto Domodedovo. La sospecha recayó en los islamistas del Cáucaso Norte.

 Por Shaun Walker *

Desde Moscú

Un terrorista suicida se detonó en la zona de equipajes de las salidas internacionales del principal aeropuerto de Moscú ayer, matando a por lo menos 35 personas y aparentemente llevando la lucha por un estado islámico a la capital rusa. Los testigos dijeron que el terrorista gritó “los mataré a todos” antes de provocar la explosión que lanzó esquirlas en todo el aeropuerto Domodedovo. Dmitri Medvedev, el presidente ruso, prometió perseguir a los responsable de la explosión, que dejó más de 170 heridos. Nadie se adjudicó el atentado, pero la culpa recayó sobre militantes de la región del Cáucaso Norte, donde las autoridades rusas han usado métodos draconianos para apagar las revueltas locales.

Los testigos hablaban de una nube de humo que todo lo cubría, y que cuando se disipó reveló una escena horrible. “Oí un sonido intensísimo y de pronto pude ver cuerpos por todos lados. No sé cuántos. Quizá 19, quizá 20 –dijo Alexei Spiridonov, un trabajador del aeropuerto que estaba justo a unos pocos metros de la explosión–. Pasó un minuto y medio antes de que la gente comenzara a entrar corriendo para ayudar.” Spiridonov dijo que creía que la mayoría de los muertos estaba entre la gente que esperaba la llegada de los pasajeros que bajaban de los vuelos.

Mark Green, un viajero de British Airways que acababa de llegar, dijo que oyó la inmensa explosión mientras dejaba la terminal. “Literalmente nos sacudió. Un montón de alarmas comenzaron a sonar y la gente empezó a salir de la terminal, algunos cubiertos de sangre –le dijo a la BBC–. Un señor tenía un par de jeans que estaba rasgado desde arriba de muslo hasta la rodilla y estaba cubierto de sangre.” Se cree que la bomba contenía el equivalente a siete kilos de TNT. Se veía “gente quemada corriendo”, otros “llevando cuerpos destrozados en camillas”, relató Andrei, quien se hallaba cerca del mostrador de informaciones del aeropuerto.

“Lo que pasó es horrible. Están sacando a decenas de personas en camillas y carritos”, declaró una pasajera, Nadezhda, a la radio City FM. “Hay gente en camillas, a algunos de ellos se los llevan. Hay heridos, gente cubierta de sangre”, contó a la emisora. “No se sabe quién está vivo ni quién está muerto”, afirmó otro testigo, Alexei, al mismo medio.

“Todos a mi alrededor murieron –dijo Artyom Zhilenko, un conductor de 30 años cuyas ropas estaban cubiertas de barro seco y sangre–. El tipo que estaba a mi lado quedó hecho pedazos.”

Medvedev describió a la rebelión en el norte de la región del Cáucaso como la mayor amenaza a la seguridad de Rusia. Los rebeldes están conducidos por Doku Umarov, que dice que quiere crear un estado islámico en las regiones inestables de Rusia. Los militantes han prometido llevar la campaña de bombas a Moscú y apuntar a los blancos de transporte y económicos. Los analistas creen que los rebeldes están planeando intensificar su campaña violenta mientras el país se prepara para las elecciones presidenciales del 2012. También lanzaron amenazas contra los Juegos de Invierno 2014, programados para ser celebrados en Sochi, región que ellos reclaman como parte de su “emirato”.

La agencia de noticias Interfax, citando fuentes de las autoridades competentes, dijo que se había encontrado la cabeza del supuesto terrorista suicida. “Encontramos la cabeza de un hombre de apariencia árabe de unos 30 a 35 años”, declaró a la agencia una fuente de seguridad no identificada.

Moscú sufrió su peor ataque en seis años en marzo de 2010, cuando dos terroristas suicidas mujeres de Dagestán detonaron explosivos en el subterráneo, y mataron a 40 personas. El liderazgo ruso apostó su reputación a sofocar la rebelión. Vladimir Putin, el ahora primer ministro, lanzó una guerra en 1999 para derrocar al gobierno disidente, pero la insurgencia continúa y se ha propagado a dos regiones vecinas.

“La seguridad será reforzada en los grandes centros de transporte –escribió Medvedev en Twitter–. Lloramos a las víctimas del ataque terrorista en el aeropuerto de Domodedovo. Los organizadores serán buscados y castigados.” Medvedev ordenó que todos los aeropuertos de Moscú, el subterráneo y otros medios de transporte fueran puestos en alerta alta. Además, el mandatario ruso aplazó su viaje al Foro Económico Mundial que se reúne esta semana en Davos, Suiza, en momentos en que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “conmocionada”, expresaba su “solidaridad” con Moscú.

La televisión mostró docenas de personas tiradas en el piso y un humo espeso que cubría el hall. Más tarde los videos mostraban a los trabajadores de emergencias sacando de la terminal, en camillas, a los heridos. Horas después de la explosión, los pasajeros que llegaban de sus vuelos se alineaban para pasar por los detectores de metales que habían sido instalados en todas las entradas. Por lo menos 20 ambulancias y 10 camiones de bomberos permanecían afuera.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, prometió una rápida ayuda a las víctimas del atentado perpetrado ayer, mientras que la ministra de Salud, Tatjana Golikova, recorrió los hospitales adonde fueron trasladados los heridos, entre los que se encuentran extranjeros: una actriz eslovaca, un italiano y un ciudadano francés.

No es la primera vez que el aeropuerto de Domodedovo es blanco de terroristas suicidas (ver aparte) . En 2004, dos de ellas pudieron abordar aviones comprando boletos ilegalmente al personal del aeropuerto. Las terroristas suicidas se detonaron en el aire y mataron a las 90 personas a bordo de los dos aviones. Domodedovo es el aeropuerto ruso por el que pasa la mayor cantidad de pasajeros. Poco antes del atentado habían aterrizado aviones provenientes de El Cairo, Tokio, Düsseldorf (Alemania) y Londres.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.