EL MUNDO › TRAS EL GUIÑO DE LA LIGA ARABE CON LAS POTENCIAS OCCIDENTALES

El G-8 debate el tema Libia

Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU no se pusieron de acuerdo en la aprobación de una zona de exclusión aérea. A esta altura, la contraofensiva de Khadafi depende más de tanques y artillería que de ataques por aire.

La Liga Arabe exhortó al Consejo de Seguridad de la ONU a instaurar una zona de exclusión aérea.
Imagen: EFE.

Los ministros de Relaciones Exteriores del G-8 se reúnen hoy y mañana en París, para tratar de aproximar sus posiciones respecto a Libia, en particular sobre la propuesta de una zona de exclusión aérea para impedir bombardeos de las fuerzas del coronel Muammar Khadafi.

Después de varias reuniones en los marcos de la Unión Europea y de la OTAN, que no permitieron llegar a un acuerdo, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton y sus homólogos europeos podrán debatir con el canciller ruso Serguei Lavrov, cuya posición es también imprecisa.

Exceptuando China, todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU estarán representados en la capital francesa, al igual que Italia, Alemania, Canadá y Japón.

El sábado, la Liga Arabe exhortó al Consejo de Seguridad a tomar las medidas necesarias para la instauración inmediata de una zona de exclusión aérea a fin de impedir volar a la aviación libia, utilizada por el régimen de Khadafi para reconquistar en los últimos días las ciudades que estaban en manos de los rebeldes. La postura de la Liga Arabe es un guiño a Occidente, que dijo que no iniciaría acciones militares hasta encontrar el apoyo de los vecinos árabe, Además, ejerce presión sobre la administración Obama, que puso algunos reparos sobre la efectividad de dicha medida.

Sin embargo, el pedido de los 22 países árabes podría llegar tarde si se observa la debilidad militar que están mostrando los insurgentes libios. Una zona de exclusión aérea, incluso si es aprobada, no va a detener a esta altura la contraofensiva de Khadafi, que depende más de tanques y artillería que de ataques aéreos.

Hasta el presente, los países de la Unión Europea, divididos al respecto, no asumieron tal propuesta, pese a que mencionaron la posibilidad de utilizar todas las opciones contra el dictador, que ignora los llamamientos a cesar la represión y abandonar el poder.

La declaración final de la cumbre europea realizada el viernes en Bruselas no menciona la zona de exclusión, contrariamente a los deseos de Francia y Gran Bretaña, que plantearon asimismo la idea de ataques puntuales en caso de bombardeo de la población o de utilización de armas químicas en Libia.

Otros países europeos, empezando por Alemania, se mostraron mucho más reservados respecto a esas medidas, temiendo una escalada militar. Reunidos en Hungría el sábado, los ministros de Relaciones Exteriores de los 27 se mostraron igualmente prudentes respecto de cualquier acción militar, considerada como último recurso.

Como quiera que sea, tanto la UE como Estados Unidos insisten en que tal medida requiere la aprobación de una resolución de la ONU. Según algunos expertos, la organización de una operación de ese tipo necesitaría cientos de aviones, puesto que se trata de prohibir el sobrevuelo de un territorio de 1,8 millón de km2.

Libia será el tema principal de la reunión ministerial de París, destinada a preparar la cumbre anual de jefes de Estado y de gobierno prevista en mayo en Deauville (oeste de Francia). Por estas horas, el gobierno de Khadafi se beneficia de que la atención de los medios se focalice en Japón tras el sismo y el tsunami. El terremoto, el lugar de Africa en la dirigencia mundial y el estancamiento del conflicto de Medio Oriente figuran en la agenda, según fuentes diplomáticas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.