EL MUNDO › FUE HERIDO POR UNA BOMBA QUE ESTALLó EN LA MEZQUITA DEL COMPLEJO PRESIDENCIAL

Casi matan al presidente de Yemen

Abdulah Saleh exigió venganza contra el jefe tribal opositor Sadeq al Ahmar y su familia, a quienes responsabilizó por el atentado. Poco tiempo después del ataque, el gobierno bombardeó la casa de un jefe de una tribu enemiga.

Una bomba que estalló en la mezquita instalada en el complejo presidencial de Yemen hirió levemente al presidente Alí Abdulah Saleh, mató a siete oficiales de seguridad y lastimó gravemente a varios otros funcionarios del gobierno. A última hora de ayer, Saleh exigió venganza contra el jefe tribal opositor Sadeq al Ahmar y su familia, a quienes responsabilizó por el atentado. Poco tiempo después del ataque, el gobierno bombardeó la casa del hermano menor de Al Ahmar, Hamid, principal patrocinador de las revueltas contra Saleh.

“Durante el rezo de hoy (por ayer) se perpetró un traidor ataque con un proyectil en la parte delantera de la mezquita justo cuando se encontraba allí el presidente acompañado de altos funcionarios del gobierno”, apuntó el Ejecutivo, a través de un comunicado que difundió la agencia de noticias oficial Sana.

“Ahora tiene la guerra que quería”, comentó en referencia a su asesinato frustrado un vocero del movimiento juvenil que desde hace cuatro meses intenta que Saleh, que detenta el poder en Yemen desde hace tres décadas, abandone su cargo. En mayo, el mandatario se negó por tercera vez a suscribir un acuerdo mediado por los países del Golfo, que contemplaba la cesión del mando al vicepresidente y la realización de elecciones libres a cambio de inmunidad.

En cuanto a la reacción mundial respecto del magnicidio frustrado, la primera en llegar fue la de Estados Unidos, con su característica tibieza. La Casa Blanca condenó los actos de violencia “sin sentido” en Yemen y llamó a todas las partes implicadas a poner fin a las hostilidades. “La violencia no puede resolver los problemas que afronta Yemen y los acontecimientos de hoy (por ayer) no pueden ser la justificación para una nueva ronda de enfrentamientos”, señaló el gobierno.

La Unión Europea también defenestró los enfrentamientos en el país de Medio Oriente, pero se preocupó más por los ciudadanos europeos que allí viven o se encuentran de paso, que por la población local. En ese sentido, la responsable de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, anunció la puesta en marcha del Mecanismo de Protección Civil (MIC) para coordinar la evacuación de los europeos que se encuentren en Yemen. Según Ashton, la puesta en marcha del MIC se decidió junto con la actual presidencia de turno de la UE, que ejerce Hungría. La evacuación implicará a los ciudadanos comunitarios que deseen dejar el país, pero no afectará la presencia diplomática europea.

Tras el intento de magnicidio, el gobierno se apresuró en despejar las dudas sobre el estado de salud de Saleh. El comunicado agregó que Saleh se encontraba en buen estado de salud, pese a las heridas sufridas. Bajo el amparo del anonimato, un ayudante del presidente informó a medios de comunicación internacionales que la bomba lastimó levemente la cabeza del mandatario y está fuera de peligro. La cadena de televisión árabe Al Arabiya informó que una fuente del gobernante Partido del Congreso General Popular aseguró que Saleh permanece internado en un hospital del Ministerio de Defensa donde está siendo asistido.

El asistente anónimo detalló que resultaron gravemente heridos el presidente de la Cámara alta del Parlamento, Yehia al Rai, y el gobernador de la ciudad de Sanaá, Neeman Duid. El primer ministro, Alí Mohamed al Muyawar; el presidente de la Cámara baja del Parlamento, Abdelaziz Abdelgani; el viceprimer ministro para Asuntos de Defensa y de Seguridad, Rashad al Alemi, y el secretario de Prensa de Saleh, Abdo Boryi, recibieron heridas leves.

La opinión de Saleh respecto de lo acontecido durante la jornada recién se conoció públicamente cerca de medianoche. La televisión estatal difundió una grabación de audio, sin imagen, en la que el mandatario, algo agitado, responsabilizó al líder de la tribu opositora más poderosa de Yemen, Hasid, por el atentado y prometió venganza: “Eliminaremos a las bandas de (el líder tribal) Al Ahmar. Perseguiremos a los criminales en colaboración con las fuerzas de seguridad”, rugió a través del audio. Acusó al jefe opositor y a su familia de ocupar instituciones del Estado y ministerios, saquear bienes y de no tener ninguna relación con las revueltas populares. El líder de Hasid abandonó la cofradía oficialista en febrero último. Hace poco menos de una semana, las fuerzas leales a Saleh bombardearon el territorio tribal. En respuesta al ataque y en defensa de su líder, los integrantes de Hasid tomaron el control de Hasaba, uno de los principales barrios de la capital yemení. Los enfrentamientos entre oficialistas y organizaciones tribales dejaron más de un centenar y medio de muertos. La tregua que habían trabado los responsables de ambos bandos el domingo pasado quedó en la nada tres días después.

“Los que cometieron esto son elementos fuera de la ley y agentes de la traición, que hirieron a algunos funcionarios y mataron a siete oficiales”, esbozó Saleh en la grabación. El presidente reveló, además, que el coronel Mohamed Jatib, jefe de la Seguridad Especial del presidente, está entre los fallecidos.

Desde la tribu opositora negaron ser los autores del frustrado magnicidio horas antes del mensaje de Saleh. El grupo de Al Ahmar acusó al mandatario de orquestar el atentado para justificar los bombardeos a las viviendas de las familias tribales. Poco tiempo después del atentado, el gobierno bombardeó la casa del hermano menor de Al Ahmar, Hamid, principal patrocinador de las revueltas contra Saleh, además de destruir el barrio diplomático de Hedda, al sur de Sanaá, donde se encuentra localizada la vivienda. Los testigos señalaron que más de diez explosiones sacudieron el barrio.

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes del presidente yemení sostienen pancartas de Saleh después del ataque en la mezquita.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.