EL MUNDO › EL ECONOMISTA FRANCES ROMPIO EL SILENCIO DESDE SU LLEGADA A PARIS

Strauss-Kahn reconoció una “falta moral”

El ex jefe del FMI descartó cualquier intento de agresión sexual a la empleada del hotel en una entrevista que concedió ayer a una periodista amiga de su esposa.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Una charla-entrevista entre amigos ante las cámaras de la televisión sirvió de escenario para que el ex director gerente del FMI rompiera el silencio que mantenía desde que, en mayo pasado, fue arrestado en Nueva York acusado de una fuerte agresión sexual y luego liberado sin cargos. Dominique Strauss-Kahn fue entrevistado en el canal TF1 por la periodista Claire Chazal, una buena amiga de su esposa, Anne Sinclair. El economista francés reconoció que hubo “una relación inapropiada”, descartó cualquier intento de agresión sexual y confirmó que no se presentaría como candidato a las elecciones presidenciales de 2012.

La pesadilla de los socialistas y de Dominique Strauss-Kahn empezó cuando en el mes de mayo se disponía a volar en un avión de Air France desde Nueva York a París. Fue detenido dentro del avión bajo la acusación de haber agredido sexualmente a Nafissatou Diallo, una empleada del hotel Sofitel de Nueva York. Arrestado, inculpado de media docena de cargos, esposado y conducido a la cárcel de Rikers Island, Strauss-Kahn recuperó la libertad de movimiento y luego obtuvo la absolución porque la Justicia neoyorquina consideró dudoso el testimonio de la empleada.

Con rostro grave, mostrando ante las cámaras el documento de la fiscalía de Nueva York que lo declara inocente, Dominique Strauss-Kahn admitió que había cometido una “falta moral” pero negó las demás acusaciones: “No hubo violencia, no hubo agresión, ni coacción, ni ningún acto delictivo”. Admitió el error moral y, según dijo, el mal que provocó: “Sé que he hecho mucho daño a mi entorno. A mi mujer, mis hijos y mis amigos. Y además fallé mi cita con los franceses, y esto lo lamenté todos los días”. Sobre las acusaciones precisas de la mucama, el político francés aseguró que se habían dicho “muchas cosas falsas, que yo había querido huir cuando en realidad el pasaje para Europa estaba comprado desde hacía varios días”. Luego, con el informe del fiscal en la mano, se preguntó: “¿Qué dice el informe del fiscal?”. A lo que respondió: “Dice que Nafissatou Diallo mintió en todo, mintió sobre los hechos y presentó tantas versiones diferentes que yo no puedo creer una palabra (el fiscal). Mintió en cada entrevista”.

El ex responsable del FMI juzgó posible que se le haya tendido “una trampa” y no dejó a un lado la posibilidad de que todo esto haya sido “un complot”. Strauss-Kahn confesó que, cuando fue arrestado, tuvo “miedo”, que se sintió “humillado”. “Me vi prisionero en una maquinaria infernal, en una situación de una violencia inaudita. Pensé que me iba a aplastar. Sufrí ataques terribles sin poder decir una palabra.” Strauss-Kahn afirmó que el proceso civil en curso en Estados Unidos “muestra bien las motivaciones financieras que hay detrás de todo esto”. Sus explicaciones no revelaron qué ocurrió exactamente en la habitación 2806 del hotel Sofitel y en qué consiste esa “falta moral” que dice haber cometido. Sobre el segundo caso que se abrió en Francia con la querella por intento de abuso sexual presentada por la periodista Tristane Banon, Dominique Strauss-Kahn también se declaró inocente: “No hubo ni agresión, ni ninguna violencia. La versión que dio Banon es una versión imaginaria, calumniosa”.

Lo que sí quedó claro es que este dirigente socialista, que tenía de manera aplastante los favores de los sondeos para las elecciones presidenciales de 2012, no se incluirá como candidato. DSK –así se lo llama en Francia– confirmó que había querido ser candidato pero que ahora eso ya no es posible. “No puedo inmiscuirme en las primarias”, resaltó antes de decir que “la victoria de la izquierda es necesaria para el país”. La situación del político francés es paradójica. Una encuesta publicada en la edición dominical del diario Le Journal du Dimanche reveló que 53 por ciento de los franceses esperaba que DSK anunciara ayer su alejamiento de la vida política. Sin embargo, 64 por ciento anhela que ofrezca su diagnóstico sobre la crisis y presente propuestas sobre la manera de resolverla.

Compartir: 

Twitter
 

Con rostro grave, Strauss-Kahn hizo su descargo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.