EL MUNDO › COMIENZA HOY LA ASAMBLEA GENERAL DE NACIONES UNIDAS CON EL CONFLICTO ISRAELO-PALESTINO DE TELON DE FONDO

La hora de la verdad palestina en la ONU

El presidente Mahmud Abbas confirmó que el viernes reclamará formalmente al Consejo de Seguridad el reconocimiento de su país como Estado soberano con las fronteras previas a 1967. Frenética actividad diplomática en Nueva York.

Barack Obama junto a los líderes del mundo que participarán de la 66ª Asamblea General de la ONU.
Imagen: EFE.

En frenéticas negociaciones de último momento, Naciones Unidas trabajaba anoche para reestablecer las charlas de paz entre israelíes y palestinos, mientras los líderes del mundo aterrizaban en Nueva York para participar de la Asamblea General. El presidente Mahmud Abbas confirmó que el viernes reclamará formalmente el reconocimiento de Palestina como Estado miembro de la ONU con las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967. Así, Palestina estaría integrada por Cisjordania y Gaza y tendría como capital a Jerusalén Este. Su administración busca conseguir nueve de los 15 votos necesarios del Consejo de Seguridad, aunque Estados Unidos podría hacer uso de su poder de veto. El premier israelí, Benjamin Netanyahu, dijo estar dispuesto a mantener una reunión cara a cara con Abbas. La expectativa es tal que un asesor suyo llegó a prometer un discurso que quedará en la historia.

Con el conflicto israelo-palestino de telón de fondo, los jefes de Estado del mundo comenzaron a llegar a la Gran Manzana. La presidenta argentina, Cristina Fernández, ya se encuentra en Nueva York (ver página 5), así como sus pares de Chile y Francia, Sebastián Piñera y Nicolas Sarkozy, respectivamente. La presencia de la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, se destaca por ser la primera vez que una mujer abre las sesiones de la Asamblea General en 66 años del organismo multilateral.

El anfitrión Barack Obama comenzó a recibir señales no tanto de los líderes extranjeros, sino de sus contrincantes para los comicios de 2012, que no quieren que EE.UU apoye la demanda palestina. Su rival más directo en la contienda presidencial, el republicano Rick Perry, hizo público su apoyo a Israel en Nueva York y no se ahorró críticas contra la actual administración demócrata. “No estaríamos en este punto tan delicado de las negociaciones si la política de Obama en Medio Oriente no hubiera sido tan ingenua, arrogante y errada”, se despachó Perry.

Los palestinos confían en obtener el apoyo de nueve de los 15 miembros del Consejo de Seguridad. También dependen de que ningún país miembro permanente (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China y Rusia) haga uso de su poder de veto, aunque Estados Unidos deslizó que lo usaría. Si Abbas no consigue su objetivo, puede acudir a la Asamblea General de la ONU y pedir una ligera mejora en su actual situación de entidad observadora.

Israel rechaza ambas opciones. “El camino a la paz llegará a través de las negociaciones y no de las acciones unilaterales. Hay consenso en el mundo acerca de lo que se requiere de forma previa para la creación de un Estado”, dijo Netanyahu en un mítin con miembros del Likud, previo al viaje a Nueva York.

Desde que arribó a la ciudad que nunca duerme, Abbas no perdió ni un segundo. Ya se reunió con dos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El presidente Sarkozy y el canciller británico, William Hague, mantuvieron charlas con él acerca de la demanda de adhesión a la ONU como Estado de pleno derecho. Si bien el presidente francés les dio la bienvenida a las revoluciones árabes, las señales fueron que no será fácil aprobar el reclamo de la creación de un Estado palestino. “Conflictos que duran más de sesenta años podrían envenenar la construcción de la democracia en los países musulmanes”, se justificó.

A medida que se acerca el gran día, mediadores internacionales realizan gestiones diplomáticas entre bambalinas para tratar de evitar una confrontación en el Consejo en torno del pedido de Abbas y de relanzar las conversaciones de paz entre los palestinos e Israel.

El canciller palestino, Riyad Al Maliki, pidió a Washington revisar su posición en la ONU y estar al lado de la mayoría de países que apoyan la solicitud palestina. “Vamos a seguir trabajando para conseguir los nueve votos y creo que lo vamos a lograr”, declaró tras una reunión con el canciller venezolano, Nicolás Maduro. El presidente Hugo Chávez, uno de los mayores defensores del derecho de los palestinos a un Estado independiente, envió una carta a la Asamblea General anual de la ONU para exigir que se haga un acto de justicia histórica.

En Latinoamérica, Argentina, Brasil, Ecuador, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Guyana, Paraguay, Costa Rica y El Salvador reconocieron al Estado palestino libre e independiente con las fronteras de 1967. En cambio, Chile, Uruguay y Perú lo reconocieron, pero sin mención de sus fronteras, y México manifestó su apoyo, pero sin un reconocimiento explícito. Por su parte, Colombia, uno de los diez miembros no permanentes del Consejo de Seguridad junto con Brasil, se alineó con la posición israelí. La Unión Europea (UE) no dio a conocer su postura, con el objetivo de ejercer el máximo de presión para una reanudación de las negociaciones. Abbas dijo ayer que decidió seguir adelante con sus planes pese a haber recibido fuertes presiones para renunciar a su iniciativa y reanudar negociaciones con Israel. Algunos de sus asesores afirmaron que el mandatario no está preocupado por las amenazas de posibles sanciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.