EL MUNDO › PARA LA JUSTICIA FRANCESA NO HAY PRUEBAS CLARAS

Archivan el caso DSK

La demanda por el delito de intento de violación, presentada por Tristane Banon en contra de Dominique Strauss-Kahn, fue rechazada por falta de pruebas.

 Por John Lichfield *

Desde París

Los fiscales franceses dijeron ayer que Dominique Strauss-Kahn era culpable de los ataques sexuales a una joven escritora francesa en 2003, pero no podía ser juzgado porque la ofensa tiene más de tres años. Una demanda por el delito más serio de intento de violación, presentada por Tristane Banon, de 32 años, fue rechazada por falta de evidencia. Los fallos ponen fin a toda posibilidad de cargos penales contra el ex director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional en ambos lados del Atlántico. Pero marcan al político francés, en efecto, como un agresor sexual autoadmitido que no puede ser juzgado a causa de un tecnicismo.

Banon, una ahijada de la segunda mujer de Strauss-Kahn, apareció en julio cuando el jefe del FMI ya había sido acusado de intento de violación por una mucama en Nueva York. Los cargos estadounidenses fueron retirados en septiembre. La escritora acusó al ex ministro de Finanzas francés, de 62 años, de comportarse como un “chimpancé en celo” y de tratar de violarla en París en febrero de 2003. Dijo que luchó con ella en el piso y trató de desvestirla y acariciarla. Strauss-Kahn dijo que la acusación era “imaginaria” y presentó una demanda contra Banon por difamación.

Pero el servicio de la fiscalía estatal de París dijo que Strauss-Kahn había “admitido” haber atacado sexualmente a Banon cuando fue interrogado por los detectives el mes pasado. Supuestamente, Strauss-Kahn les dijo a los investigadores que le había hecho “avances” a la joven mujer y que trató de besarla pero se detuvo cuando ella protestó.

Como una acusación por ataque sexual (delito menor) tiene que hacerse dentro de los tres años bajo la ley francesa, el servicio de la fiscalía dijo que no se tomaría ninguna acción. La acusación más seria de Banon de “intento de violación” (delito grave) permite interponer una acción judicial hasta 10 años después. Pero el servicio de la fiscalía dijo que retiraba la investigación de violación “por falta de elementos suficientes de prueba”.

La declaración continuaba: “La conducta sobre la agresión sexual fue admitida. Sin embargo, como el delito ocurrió en 2003, y no fue revelado hasta 2011, se excedieron los tres años para delitos menores de este tipo”. Los fiscales dijeron que el intento de beso era un ataque sexual pero que la acusación de violación era el caso de “la palabra de una persona contra otra”.

Las resoluciones son un alivio y una humillación para Strauss-Kahn. Todavía se enfrenta a una posible acción civil por parte de la mucama de Nueva York, Nafi-ssatou Kiallou. El abogado de Banon, David Koubbi, dijo ayer que Strauss-Kahn tendrá que vivir siempre con la etiqueta de “agresor sexual no juzgado”. Pero el abogado de Strauss-Kahn, Frederique Beaulieu, dijo que su cliente había sido “totalmente reivindicado”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Tras el juicio, Strauss-Kahn quedó libre de culpa y cargo.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.