EL PAíS › LA PRESIDENTA DESTACO LAS OPORTUNIDADES QUE HOY OFRECE EL PAIS

“El futuro nos espera a todos”

CFK estuvo en la apertura de una fábrica de piezas de turbinas eólicas y destacó que la Argentina “está ordenada frente a la crisis global”. También inauguró una planta de biodiésel, anunció una inversión de Pirelli y mostró el primer BlackBerry hecho en el país.

 Por Nicolás Lantos

Molinos de viento, neumáticos para camiones, biodiésel y teléfonos inteligentes: cuatro elementos con poco en común se combinaron en el acto que en la localidad bonaerense de Florencio Varela encabezó la presidenta Cristina Kirchner, quien retomó su agenda tras 48 horas de reposo a causa de un cuadro de hipotensión. La actividad, realizada para inaugurar la primera planta nacional de producción de componentes para turbinas que generen energía eólica, formó parte del tramo final de la campaña presidencial de cara al 23 de octubre que, tal como sucedió antes de las primarias, hace más énfasis en la gestión que en actividades proselitistas. Durante el acto, además, participó, vía teleconferencia, de la apertura de una planta productora de biodiésel en La Pampa, anunció una inversión de Pirelli para construir “la fábrica de neumáticos para camiones más importante de Latinoamérica” y mostró en sus manos el primer teléfono BlackBerry producido íntegramente en el país.

“Estoy tan orgullosa de lo que hemos hecho, esto no lo hizo sólo un gobierno, hemos sido acompañados por un pueblo que finalmente ha comprendido que estábamos en el camino adecuado, muchas veces las cosas demandan tiempo de comprensión”, dijo la Presidenta, en transparente referencia al apoyo mayoritario que recibió su gobierno en las PASO luego de superar una crisis que se extendió entre el conflicto desatado por la resolución 125 hasta poco después de las elecciones legislativas de 2009, en las que el oficialismo fue derrotado en la provincia de Buenos Aires. Al respecto, explicó que “ha sido tanto lo que nos han metido en la cabeza, que nada bueno podemos tener nosotros y que sólo lo bueno puede venir de afuera. Se tarda mucho en desmantelar ese poderoso andamiaje de subordinación cultural que aplastó el ánimo de los argentinos por décadas”.

El acto se llevó a cabo en el predio de la metalúrgica Calviño, que abrió ayer una planta de producción de componentes para turbinas eólicas que –detalló CFK– requirió una inversión de seis millones de pesos y generará, cuando funcione al tope de su capacidad, unos 150 puestos de trabajo. “Este emprendimiento favorece la utilización de fuentes alternativas de energía y lo logra con desarrollo tecnológico y fabricación nacional”, destacó la ministra de Industria, Débora Giorgi, a través de un comunicado. En el lugar, la Presidenta recordó que en paralelo se llevó a cabo el “plan de infraestructura más importante del que se tenga memoria” que sirvió para conectar la Patagonia al sistema energético argentino. Sin ese avance, “no tendría razón de ser esta fábrica, porque el viento no podría transportar esa electricidad”, agregó.

“Si uno tuviera que simbolizar el cambio de época y yo recordaba cuando allá por 2002 veníamos a hacer actos, los hacíamos en la calle o clubes. Ahora, desde que se inició un gobierno como el de Néstor Kirchner en 2003, los actos los hacemos frente a los hospitales que inauguramos, frente a las universidades que abrimos, en las fábricas que se levantan”, se jactó la Presidenta, delante de los trabajadores de Calviño y otras industrias de la zona, estudiantes de la Universidad Arturo Jauretche (inaugurada cerca de allí este año), militantes de La Cámpora y Colina y vecinos que lucían remeras con el nombre del intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. El jefe comunal compartió el palco con CFK, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y los ministros Giorgi y Julio De Vido (Planificación).

Antes de tomar el helicóptero a Florencio Varela, la Presidenta, según relató, se reunió con el titular de la empresa Pirelli, que confirmó que harán “una inversión de 500 millones de dólares para construir una fábrica de producción de neumáticos para camiones de las más importantes de América latina, que generará 1200 puestos de trabajo en la provincia de Buenos Aires”, además de incidir beneficiosamente en las “exportaciones y la sustitución de importaciones, lo que dará un superávit de 400 millones de dólares y tecnología de punta”. CFK mostró también “el primer BlackBerry que se fabrica en Tierra del Fuego, en una de las diez plantas que BlackBerry tiene en el mundo, con una inversión de más de 23 millones de dólares” y capacidad de exportar a distintos puntos del planeta.

“No somos lo peor ni lo mejor; tan sólo un pueblo que se esfuerza para salir adelante cuando tiene oportunidades y por eso construimos un modelo económico, político, social y cultural que hace hincapié en dar oportunidades”, sostuvo la mandataria, que destacó que gracias a este modelo la Argentina “está ordenada frente a la crisis global”, y se permitió sugerirles a los llamados países desarrollados que deberían “adoptar instrumentos diferentes” en lugar de insistir con recetas de ajuste. “Vamos a seguir trabajando con la misma fuerza. El futuro nos espera a todos, tenemos que saber construirlo entre todos”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner retomó sus actividades y prometió “seguir trabajando con la misma fuerza”.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.