EL MUNDO › HUBO PROTESTAS PACIFICAS DE LOS ESTUDIANTES Y TAMBIEN DISTURBIOS ENTRE LA POLICIA Y ENCAPUCHADOS

Las dos caras del conflicto educativo en Chile

Las manifestaciones coloridas hace rato vienen terminando en duros enfrentamientos con los carabineros. Según expertos, la ciudadanía está indignada y pesimista con las negociaciones por la reforma. Por eso aumentó su participación en la calle.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

De la fiesta al caos, de los discursos a las amenazas. Bajo esos conceptos se desarrollaron los dos días de paros y marchas convocados por los estudiantes y los trabajadores. Manifestaciones masivas, pacíficas, llenas de colorido, carteles alusivos al movimiento estudiantil y cuerpos pintados se pudieron apreciar una vez más en la multitudinaria caminata que ayer partió desde dos lugares para confluir en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile. Pero el carnaval hace rato que viene terminando en duros enfrentamientos con la policía, protagonizado por unos pocos a cara cubierta, que son los mismos que encienden fogatas y que son reprimidos sin contemplación por los carabineros. La última jornada no fue la excepción y no sólo en la capital chilena. Detenidos, destrozos, autos quemados y heridos colorearon el ambiente también en regiones, por más que ayer, el gobierno invocara la Ley de Seguridad del Estado por un colectivo que fue quemado por “encapuchados”.

Por otro lado, los dirigentes estudiantiles, personificados principalmente en los presidentes de las federaciones de las universidades de Chile, Católica y Santiago, insisten –no sólo en el país– sobre lo realizable y necesario que es cambiar el modelo educativo chileno, mientras que el gobierno responde con amenazas, demoniza al movimiento y traspasa la discusión al Congreso. En ese escenario, Camilo Ballesteros, dirigente de la Universidad de Santiago, endilgó parte de la responsabilidad al gobierno al declarar que la violencia no terminará mientras no se solucionen los problemas de fondo. “Si nos seguimos tapando los ojos y diciendo que la violencia se genera de forma espontánea, si no somos capaces de entender que hay un problema por el cual se produce, va a seguir ocurriendo. A medida que entendamos cuál es el problema de fondo y lo solucionemos, la violencia se va a acabar”, sostuvo a diferentes medios locales.

“Existe un malestar en la población debido a que, en todos estos meses de movilizaciones estudiantiles, la autoridad no ha sido capaz de atender sus demandas”, agregó Ballesteros, quien descartó que con ello esté justificando el vandalismo al tiempo que se mostró partidario de que las próximas movilizaciones se realicen durante los fines de semana.

Por su parte, el presidente de la prestigiosa consultora Adimark, Roberto Méndez, dijo en el Diario Financiero que el fenómeno de efervescencia social, de los indignados, es un movimiento que “no se veía desde los años sesenta”. Precisa que en Chile existen niveles sin precedentes de movilizaciones, siendo la clase media la que hoy está saliendo a manifestarse, por lo tanto “esta situación supone una paradoja, pues creció el consumo, la tasa de riesgo de Chile está en niveles menores a Francia, hay buenas expectativas internacionales respecto del desarrollo de Chile... La paradoja es que a pesar de esta realidad, la ciudadanía está indignada y pesimista”, señaló.

Según datos oficiales, las manifestaciones aumentaron de 1500 en 2009 a 5658 hasta septiembre de este año. En tanto, la presidenta de la Federación de la Universidad de Chile, Camila Vallejo, quien llegó ayer al país luego de un periplo por Europa, donde explicitó –en organismos internacionales– las demandas estudiantiles, sostuvo, durante el acto central que cerró las marchas de ayer, que “el gobierno es ciego, tenemos todo el apoyo del mundo y de nuestros compatriotas y nos ha cerrado las puertas. Ahora que regresamos de París nos hemos dado cuenta de que lo que estamos pidiendo no es utópico, nuestras demandas se han replicado en el resto del mundo. Organizaciones internacionales dijeron que el Estado chileno tiene muchas tareas en materia educacional”.

Desde la otra vereda, el ministro secretario general de Gobierno, Andrés Chadwick, si bien se mostró de acuerdo en realizar mayores esfuerzos en la entrega de beneficios educacionales –en medio del debate por la Ley de Presupuesto 2012–, dijo que el debate se hará de “manera seria y responsable”.

“Hoy tenemos total y absolutamente garantizado, con los recursos actuales que involucra la Ley de Presupuesto, las becas y gratuidad para el 40 por ciento de los hijos de las familias más vulnerables en la educación superior, lo que no existía antes, y del 40 al 60 por ciento una combinación de becas y créditos”, indicó. Acto seguido señaló que “a veces al movimiento estudiantil es difícil satisfacerlo con algo. Siempre están pidiendo todo o siempre están pidiendo más de lo que el país puede”, insistió.

Respecto del viaje a Europa de los dirigentes chilenos, afirmó que “los países que ellos visitaron tienen tres, cuatro, cinco veces más ingreso per cápita que Chile y son países desarrollados hace muchos años; y segundo, están en una crisis hoy día gigantesca en virtud del déficit fiscal por haber usado mal los recursos”.

Respecto de los hechos de violencia, aseguró que “vamos a terminar esta fiesta de que cada cierto tiempo, un par de veces en el mes, un grupo de vándalos se hace dueño de la ciudad para generar violencia”.

A la hora de los balances, Camila Vallejo calificó las marchas como “maravillosas, ya que tras cinco meses mantienen su nivel de trabajo y convicción”. Asimismo, reiteró su llamado a los parlamentarios para que no legislen el Presupuesto. “Hay que tener dos dedos de frente para darse cuenta de que el Presupuesto es insuficiente”, remató tras cifrar en 200 mil los asistentes a la manifestación. Por su parte, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, señaló que sólo fueron 25 mil las personas que participaron de las marchas. Dijo además que hubo 110 detenidos durante la jornada y 27 carabineros heridos.

Compartir: 

Twitter
 

Un encapuchado ondea una bandera chilena en una barricada durante el segundo día de paro nacional en la capital chilena.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared