EL PAIS › HERMES BINNER CERRO LA CAMPAñA PORTEñA DEL FAP EN EL MICROESTADIO DE FERRO

Con promesas de seguir juntos después del domingo

 Por Miguel Jorquera

De traje gris y corbata al tono, Hermes Binner subió, descontracturado y sonriente, al escenario montado en el microestadio de Ferro Carril Oeste. Con movimientos torpes comenzó a dirigir una banda de trompetas y tambores que llegó desde Santa Fe para alentarlo y ponerle música al cierre porteño de la campaña electoral del Frente Amplio Progresista. Desde el atril, el candidato presidencial dijo que el FAP “no tiene patrones ni jefes” y se sumó a las sospechas de “fraude” que vaticinan otros opositores cuando sugirió a sus seguidores que el domingo: “lleven el voto en el bolsillo porque hay muchos tramposos dando vueltas”.

Una banda de músicos abrió el acto con la versión en reggaetón de “Es tiempo de pasar al frente”, el jingle que Margarita Stolbizer –presente también ayer– eligió para su campaña bonaerense y que se terminó transformando en el himno proselitista del FAP. El microestadio de Ferro estaba colmado y antes de Binner habían hablado su compañera de fórmula, Norma Morandini, y los cuatro primeros candidatos a diputados por la Ciudad, en orden inverso: Humberto Tumini (Libres del Sur), Adriana Calvo (GEN), Roy Cortina (PS) y Claudio Lozano (Buenos Aires para Todos). “El domingo se elige entre dos modelos. El del Gobierno, que tiene diez millones de pobres, un millón de jóvenes que no trabajan ni estudian y los jubilados cobrando migajas. Y el otro camino, que no es sencillo ni un lecho de rosas, que es la construcción más compleja y difícil, que necesita que nos preparemos cada vez más para gobernar la Nación”, soltó Binner en uno de los tramos más festejados de su discurso.

Sobre el cierre, Binner afirmó que a la “buena noticia” del “nacimiento de una nueva esperanza que es el FAP” se le sumó “la yapa” de que todas las fuerzas que lo integran “están comprometidas en seguir trabajando el 24 de octubre”, el día después de la elección. Aunque no faltó la arenga afirmando que “la elección es el domingo”, que “nada está cerrado” y que podrían “forzar un ballottage con Cristina”, los dirigentes del FAP estaban encantados con las últimas encuestas que manejaban, donde ya están segundos, por encima del resto de los candidatos opositores, pero lejos de la Presidenta.

Los largos discursos de todos los candidatos y el calor comenzaron a hacer estragos entre los que colmaron el microestadio de Ferro. Mientras Binner hablaba se producía el segundo desmayo en las primeras filas frente al escenario, donde estaban los invitados especiales. “Desde aquí diagnostico lipotimia”, dijo Binner desde el atril y en su papel de médico. Una de las columnas de Libres del Sur –que junto a los militantes del PS fueron de los que más aportaron a la movilización– abandonaba las gradas para retirarse y seguir con sus cánticos fuera del estadio.

“Lleven el voto en el bolsillo, hay muchos tramposos dando vueltas, hay que garantizar el voto, para que no se trampee la voluntad de la gente”, pidió el gobernador santafesino para cerrar el acto e insistió en que los porteños –que consagraron “a Alfredo Lorenzo Palacios como el primer diputado socialista”– “voten a su mejor entender y saber”.

Tumini fue el primero en hablar y arrancó con dos preguntas para que “le respondan con el corazón” y templar el ánimo de los simpatizantes del FAP: “¿Le vamos a ganar a Cristina en la ciudad de Buenos Aires, sí o no?” y “¿La vamos a llevar a Cristina al ballottage con Hermes Binner?”. El “¡sí!” fue unánime y desató la algarabía.

“Vamos a hacer una excelente elección en la ciudad de la mano de Binner. Hay que votar la boleta del FAP completa, vamos a dejar sin filo a todos los que se ilusionan con la tijera”, sentenció Cortina, aludiendo al macrismo y a quienes aspiran a sumar para sus candidatos a diputados a otros presidenciables. “Cristina (Calvo, tercera en la lista porteña a diputados) ya está adentro, el domingo vamos a pelear para meter a Tumini”, agregó el diputado socialista, apoyado en encuestas propias.

Lozano también se plegó al entusiasmo y afirmó que el domingo “vamos por el milagro para Tumini”, parafraseando el lema de la campaña del FIT. Luego afirmó que el FAP da pelea “sin ocultar, como otros, su candidato a presidente” y definió las “batallas parlamentarias” que librarán en el Congreso: “Hacer por ley la Asignación Universal por Hijo y el 82 por ciento para los jubilados”, pelear por la autonomía de la Ciudad y que los trabajadores puedan decidir quiénes son sus dirigentes para terminar con la burocracia corrupta y mafiosa que es capaz de asesinar a Mariano Ferreyra y a sus trabajadores con la mafia de los medicamentos”.

Abajo del escenario aplaudía el resto de los candidatos del FAP, entre los que se mezclaban sus legisladores porteños y hasta el gobernador electo de Santa Fe, Antonio Bonfatti. Hoy será el último acto de campaña del FAP en Rosario, el bastión de Binner.

Compartir: 

Twitter
 

Elecciones 2011
Imagen: Leandro Teyseire
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared