EL MUNDO › REHABILITACION E INFORME DE INTELIGENCIA PARA EL SARGENTO ISRAELI

Shalit cuenta lo que vivió

El soldado liberado por la facción palestina Hamas dio su primer paseo al aire libre con su madre. Está débil, pero en general en buenas condiciones. Lo que pueda decir Shalit serviría para enfrentar futuros secuestros.

 Por Donald Macintyre *

Desde Mitzpeh Hila

Se espera que Gilad Shalit, liberado en un intercambio de prisioneros esta semana, informe a los funcionarios de inteligencia pronto sobre su largo encarcelamiento, desde que fue capturado por militantes en Gaza, hace más de cinco años. El sargento Shalit, que fue examinado por médicos del ejército y será sometido a más pruebas durante los próximos días, tuvo su primera caminata al aire libre, acompañado por su madre, usando anteojos oscuros. Los funcionarios israelíes dicen que no estuvo expuesto al sol durante su cautiverio.

Mientras que el informe por parte de inteligencia probablemente no comience en varios días, un funcionario dijo ayer que tendría lugar en “paralelo” con su rehabilitación. Apuntó que Shalit mostró señales de agudeza intelectual durante su entrevista con la televisión egipcia minutos después de su liberación, el martes.

Shalit parecía débil y delgado después de su liberación. Necesita tratamiento para las heridas de esquirlas que no fueron atendidas durante su captura y tiene alguna dificultad inicial para subir las escaleras. Sin embargo, tanto su padre, Noam, como el ejército israelí dijeron que su condición en general es buena.

Los medios israelíes citaron a fuentes militares diciendo que cuando se le dijo el martes que su condición era estable, Shalit bromeó: “Me imagino que están sorprendidos por mi buen estado”. Noam Shalit señaló que su hijo, que había dicho que aunque el tratamiento inicial por parte de sus captores había sido pobre, había mejorado con el tiempo.

Mientras el conscripto, entonces un soldado de 19 años, fue capturado del lado israelí de la frontera con Gaza en junio de 2006 en una operación conjunta –que mató a dos compañeros de la tripulación del tanque– de la que otros dos grupos militantes se adjudicaron la responsabilidad, estuvo solamente bajo la custodia de Hamas.

Aunque es improbable que Shalit tenga información que los servicios de inteligencia israelíes pudiera considerar significativa para las operaciones militares, pueden estar interesados en cualquier dato que eche luz sobre cómo lograron sus captores no dar ninguna pista sobre su paradero. Tal información –incluyendo los pocos palestinos que podían contactarlo– sería útil para el ejército israelí en el caso de que otros soldados fueran capturados.

Shimshon Liebman, presidente del comité de la campaña que pedía la liberación de Shalit durante los últimos tres años, dijo ayer: “No sé si tiene mucho que decir, pero lo interrogarán con mucho cuidado. Mientras muchos de sus compañeros residentes en el pueblo Mitzpeh Hila, de Galilea, han atestiguado sobre su personalidad tranquila, hasta tímida, un buen amigo y contemporáneo, Dor Peled, también de 25 años, dijo que Shalit tenía una gran fortaleza interna. “Tiene un rico mundo rico interior –dijo–. Es un poco cabeza dura.”

Una encuesta del diario gratuito Israel Hayom dijo que el 29 por ciento de los israelíes había mejorado su opinión del primer ministro Benjamin Netanyahu como resultado del intercambio de prisioneros, comparado con el 8,7 por ciento que dijo que su opinión era negativa.

Mientras tanto, los 42 palestinos prisioneros incluidos por Israel entre los más peligrosos, llegaron ayer a los países a los que habían sido deportados. Dieciséis fueron a Siria, quince a Qatar, diez a Turquía y uno a Jordania.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Shalit pasea con su madre, Aviva, en Mitzpeh Hila, rodeado de agentes de seguridad.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared