EL MUNDO

Pedido de perdón

La inexplicable decisión tomada por algunos militares de la base aérea estadounidense de Bagram (al norte de Kabul) de quemar material religioso islámico, incluidas al menos cuatro copias del Corán, suscitó vehementes protestas en Afganistán y obligó al general John Allen, jefe de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), a pedir “sentidas disculpas al noble pueblo afgano”. El episodio trajo a la memoria de la opinión pública una serie de incidentes que en los últimos tiempos crearon vergüenza y pusieron en aprietos a la misión de la ISAF, como los soldados que llegaron a orinar sobre cadáveres de los talibán o cuando se hicieron “tocar” por niños afganos. Unas 2000 personas se convocaron espontáneamente en la calle donde se encuentra el ingreso de la base después de que algunos afganos que trabajaron en el turno nocturno contaron que militares extranjeros en servicio juntaron gran cantidad de material religioso, entre ellos varias copias del Corán, y lo destruyeron con fuego.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.