EL MUNDO › ASUMIó EL CONTROL DE LA CUARTA ENTIDAD FINANCIERA DEL PAíS

España también estatiza

Bankia se encontraba en problemas tras ser castigada por la burbuja inmobiliaria. El rescate se apoya en un pedido del nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, quien asumió ayer la presidencia del grupo.

El gobierno de Mariano Rajoy asumió el control de Bankia, la cuarta entidad financiera de España, y la más expuesta al “sector del ladrillo”, castigado por los efectos de la burbuja inmobiliaria. En una jornada marcada por los rumores sobre el futuro de la entidad financiera, el Ministerio de Economía fue quien confirmó, a última hora de ayer, la nacionalización total de la matriz de Bankia, el Banco Financiero y de Ahorro (BFA). Esta medida otorga al Estado el control de un 45 por ciento del banco y lo posiciona como accionista mayoritario con un control total. El rescate se apoya en un pedido del nuevo presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, quien asumió ayer la presidencia del grupo financiero, tras la renuncia presentada por Rodrigo Rato. La fórmula para efectivizar la nacionalización se apoya en una reconversión en acciones de los 4465 millones de euros que el banco recibió en 2011, en forma de préstamo, del fondo de rescate FROB. Esta propuesta fue aprobada por unanimidad por el consejo de administración de BFA, según informó el propio grupo.

El Estado aportará el capital estrictamente necesario para sanear las finanzas del grupo, aseguraron fuentes del Ministerio de Economía. El proceso de nacionalización cobra forma mientras la Península Ibérica se encuentra sumergida en profundos recortes que afectan a pilares del Estado de Bienestar, como son la sanidad y la educación, reabriendo el debate sobre el rescate de entidades financieras con dinero público. No obstante, esta medida no supone la intervención de Bankia sino “un primer paso necesario para garantizar la solvencia, la tranquilidad de los depositantes y disipar las dudas de los mercados sobre las necesidades de capital de la entidad”, señaló un comunicado difundido por Economía. Goirigolzarri y su nuevo equipo tendrán que presentar al Banco de España un plan de reestructuración, viabilidad y mejora de gobierno corporativo, agregó el documento.

Surgida de la fusión de la Caja de Madrid y de otras seis cajas de ahorro, Bankia es la cuarta entidad financiera española, cuenta con más de 10 millones de clientes y tiene unos 400.000 accionistas. BFA funciona como una especie de “banco malo”, donde se acumulan los activos inmobiliarios del grupo. Según la auditora Deloitte, el capital de la matriz de Bankia es inferior en al menos 3500 millones de euros a lo que afirmaban sus cuentas. Bankia fue creada para colocar en Bolsa los activos más atractivos, pero su carrera en el mundo de las finanzas ha sido de todo menos exitosa.

Sus acciones volvieron a tocar fondo ayer, y lo hicieron en un 5,84 por ciento, tras los desplomes que sufrieron el lunes y el martes, después de que el ex hombre fuerte del Fondo Monetario Internacional (FMI) renunciara, y de que Rajoy abriera la puerta a la posibilidad de un virtual salvataje, con dinero proveniente de las arcas públicas, para aquellos bancos que pudieran caer en desgracia. El título de Bankia cerró ayer en 2,13 euros, su mínimo histórico desde su salida a Bolsa, en julio de 2011. Con el lastre de los “activos tóxicos” derivados de los créditos hipotecarios, que fue acumulando con el comienzo del estallido de la burbuja inmobiliaria (y que ascienden a unos 180.000 millones de euros), la banca española se encuentra como nunca en un momento muy delicado y está provocando fuertes dolores de cabeza al gobierno de Rajoy.

En un contexto de incertidumbre sobre la sustentabilidad de su economía, las acciones de los dos grandes bancos de España fueron vapuleadas en la Bolsa: el Santander perdió un 4,52 por ciento y el BBVA un 4,73 por ciento. La prima de riesgo se disparó hasta los 456 puntos básicos, la mayor cota en los últimos seis meses. La Bolsa, por su parte, acusó una caída del 2,77 por ciento y marcó un nuevo mínimo anual cerrando en 6812 puntos.

Al término de la XXV Cumbre Ibérica, Rajoy se refirió a la situación de Bankia en conferencia de prensa. El jefe del Ejecutivo remarcó que los nuevos responsables iban a hacerse cargo del banco y que, después de que ellos evaluaran la situación, se adoptarían las medidas que se consideraran pertinentes. Tras insistir en su mensaje de tranquilidad para los depositantes de Bankia, Rajoy recordó que el viernes el Consejo de Ministros seguirá avanzando en la reforma del sistema financiero, un asunto al que calificó como delicado. También señaló que se va a instar a que las entidades financieras valoren adecuadamente los activos inmobiliarios de que disponen y se ajusten a los precios reales de mercado.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo presidente de Bankia, Goirigolzarri (der.), con el saliente ex FMI Rodrigo Rato.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.