SOCIEDAD › LA HIJA DEL EX SIDE PRESENTó UN VIDEO ANTE LA JUEZA

Nueva prueba por el caso Martins

 Por Raúl Kollmann

Lorena Martins presentó ayer ante el juzgado de María Romilda Servini de Cubría un video realizado en el boliche Brut, de Recoleta, propiedad de su padre, Raúl Martins. Según sostiene Lorena, en las imágenes se comprueba que trabajan chicas que ejercen la prostitución “laburando para el dueño”, según relata una joven colombiana. En la filmación, la muchacha admite que acaba de cumplir 18 años, de manera que fue reclutada siendo menor. Además, detalla la forma en la que se la llevó a consumir drogas y alcohol, al punto que se emborrachaba diariamente. La joven también carece de documentación. Servini archivó la causa, pero está pendiente una apelación y las imágenes constituirían una prueba más en la denuncia de Lorena Martins.

Brut fue uno de los siete locales que Lorena denunció como explotados por su padre en Buenos Aires. Además, ya en diciembre sostuvo que era el único en el que se vendía droga. La habilitación del local es para bar, cervecería y whiskería, lo que significa que es Diversión Nocturna Clase C, que impide tener mujeres haciendo el trabajo de coperas. La habilitación original fue hecha por Martins a nombre de Estela Percival, su actual esposa, y la propiedad pertenece a una sociedad uruguaya denominada Queenly Saving, que –según ya denunció Lorena– es propiedad de Raúl Martins. La habilitación actual figura a nombre de Leonardo Florit, que es empleado de Martins en el boliche swinger de Anchorena 1121.

Lorena señala que en las imágenes tomadas hace muy pocos días se observa lo siguiente:

- Una chica colombiana dice que hay que pagar 200 pesos una consumición para que ella pueda mantener una relación sexual con el cliente en un hotel cercano. La consumición habitual vale 60 pesos, pero ese plus es el que se paga para que la seguridad permita que el cliente salga del local con la chica. La relación sexual misma se paga otros 700 pesos. “Aquí se trabaja para el dueño”, dice la joven, aunque no queda claro con cuánto se queda ella de esos 700 pesos.

- La chica admite que tiene 18 años y que hace tiempo trabaja en Brut. Es obvio que se explota a una joven vulnerable: extranjera, sin documentos, menor y con un bebé.

- Relata que se tiene que esconder cuando va la policía a Brut, aunque da la impresión de que le avisan antes.

- Como la veían mal, los hombres de seguridad del boliche le ofrecieron cocaína. Consumió en importante cantidad durante un tiempo, aunque la chica asegura que ahora ya no consume. También se está limitando con el alcohol, porque antes terminaba bebida todas las noches.

El objetivo de Lorena y del fiscal Federico Delgado es que la causa no se archive. Delgado ya apeló a la Cámara y Lorena, a través de su nuevo abogado, Adrián Albor, pidió ser tenida como parte y en el mismo escrito pidió que el expediente no se archive.

Compartir: 

Twitter
 

Lorena Martins busca revertir el cierre del caso dispuesto por Servini.
Imagen: Rolando Andrade
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.