EL MUNDO › UN ENFRENTAMIENTO DEJO A CUATRO PALESTINOS MUERTOS Y A DOS ISRAELIES MUY GRAVES

Escalada en la frontera con la Franja

Los disparos de cohetes contra Israel –80 en las últimas 24 horas, según el ejército– y los ataques aéreos israelíes en la Franja de Gaza se repitieron desde el martes por la noche. Egipto media para lograr un alto el fuego.

Israel y los grupos armados palestinos mantuvieron contactos en la noche del miércoles, con la intermediación de Egipto, para detener la violencia que se desató en Medio Oriente y que dejó al menos cuatro muertos palestinos y dos heridos graves en Israel en las últimas 24 horas. El alto el fuego debía comenzar a regir a partir de la medianoche del miércoles, según fuentes palestinas e israelíes. “Los egipcios negociaron una tregua entre Israel y los grupos armados palestinos”, precisó una fuente, que pidió el anonimato sin dar más detalles. Autoridades israelíes indicaron que el gobierno recibió mensajes de Hamas, movimiento que se encuentra en el poder en Gaza, exigiendo un alto el fuego. Según la radio pública israelí, las partes estaban cerca de finalizar una tregua. Desde las 19.30 hora local de ayer (17.30 GMT) no se habían registrado lanzamientos de proyectiles desde Gaza, informó el ejército israelí.

Los disparos de cohetes contra Israel –80 en las últimas 24 horas, según el ejército– y los ataques aéreos israelíes en la Franja de Gaza se repitieron desde el martes por la noche. Esa violencia terminó con la muerte de cuatro combatientes palestinos durante el martes y el miércoles. Dos trabajadores tailandeses en Israel resultaron gravemente heridos el miércoles por la mañana por esquirlas de cohetes. Los disparos desde Gaza causaron también daños materiales en zonas habitadas del sur de Israel. Esta demostración de fuerza había comenzado el lunes por la mañana y se intensificó el martes por la noche, poco después de que terminara la visita a la Franja de Gaza del emir de Qatar, el jeque Hamad ben Jalifa al Thani, la primera de un jefe de Estado desde que Hamas tomara el control de este territorio palestino en 2007.

Desde que comenzó la violencia, los ataques israelíes contra Gaza dejaron siete muertos y trece palestinos heridos. El brazo militar de Hamas, las Brigadas Ezzedin al Qasam, y los Comités de Resistencia Populares (CRP), un grupo radical de Gaza, reivindicaron los disparos de cohetes para vengar la muerte de sus combatientes. “Hamas será castigado por lo que ha ocurrido aquí”, aseguró el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, durante una inspección en el sur. Desde comienzos de mes, quince terroristas activos murieron en acción y muchos más fueron heridos”, agregó el ministro.

“No hemos elegido ni tomado la iniciativa de esta escalada pero, si continúa, estamos listos para una acción más larga y profunda”, declaró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, al inspeccionar una batería del sistema antimisiles Cúpula de Hierro, cerca de Ashkelon, que según el ejército logró derribar ocho cohetes. “Continuaremos con nuestras operaciones preventivas”, aseguró el funcionario.

En un comunicado difundido ayer, el gobierno de Hamas condenó “la agresión sionista contra la Franja de Gaza, que se generó en las últimas horas”. Además, invitó a los dirigentes árabes a visitar la Franja de Gaza, para confirmar el levantamiento del sitio y la solidaridad con nuestro pueblo en lucha. También reiteró su satisfacción por la visita histórica del emir de Qatar. Horas antes, Fawzi Barhum, vocero de Hamas, cargó las tintas sobre Israel, por los hechos de violencia, al afirmar que “la ocupación (israelí) tiene la responsabilidad de cada gota de sangre en esta escalada de la agresión”.

Los enfrentamientos obligaron al cierre del único punto de paso para las personas entre Gaza e Israel, indicaron fuentes de ambas partes. El negociador palestino, Saeb Erakat, acusó a Israel de “ser responsable por lo que sufre nuestro pueblo en Gaza” y recordó que “debido a su ilegal bloqueo, Israel es una potencia de ocupación en Gaza”. En este sentido, el gobierno de Finlandia invitó ayer a Israel a que cese sin demoras el bloqueo marítimo sobre Gaza, cinco días después de que la marina israelí interceptara un barco finlandés que viajaba rumbo a territorio palestino llevando ayuda humanitaria.

“Finlandia no acepta el bloqueo a Gaza. Debería ser desmantelado sin demoras. Es, al mismo tiempo, una posición común y será reiterada ante la Unión Europea”, adelantó el Ministerio de Relaciones Exteriores finlandés en un comunicado oficial. De acuerdo con la nota, el bloqueo genera repercusiones sobre la situación política en el Medio Oriente y ocasiona sufrimientos inútiles a los civiles de Gaza. El velero Estelle, de bandera finlandesa, llevaba a bordo a dos ciudadanos de esa nacionalidad y a un canadiense, además de tres ciudadanos israelíes. Viajaban también cinco diputados europeos: el español Ricardo Sixto Iglesias, el sueco Sven Britton, el noruego Aksel Hagen y los griegos Vangelis Diamandopoulos y Dimitris Kodelas.

Las fuerzas israelíes detuvieron a toda la tripulación y expulsaron a los extranjeros. Anteayer, dos ciudadanos noruegos esperaban en territorio israelí para ser expulsados hacia su país.

Compartir: 

Twitter
 

Funeral en Beit Lahiya, Franja de Gaza, ayer después de un bombardeo israelí.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.