EL MUNDO › EL PRESIDENTE QUIERE EVITAR LA CAIDA A UN “ABISMO FISCAL”

Todos los intentos de Obama

El líder demócrata almorzará hoy con su rival Mitt Romney para abordar un asunto urgente: que los legisladores logren un acuerdo bipartidista. El oficialismo quiere que los ricos paguen más impuestos; la oposición, no.

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió ayer a todos los ciudadanos que ejerzan presión sobre el Congreso a través de las redes sociales para forzar un acuerdo bipartidista. Busca impedir que el país caiga en el llamado “abismo fiscal”. En este contexto, el mandatario almorzará hoy con su derrotado rival republicano, Mitt Romney.

El reelecto mandatario habló en la Casa Blanca con estadounidenses de clase media sobre el “abismo fiscal”, que se desencadenaría si republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo en el Congreso para evitar un aumento automático de impuestos combinado con duros recortes presupuestarios a comienzos de 2013. “Los plazos están a punto de vencer. Esto no es sólo cuestión de números, es una decisión que afecta a las familias, y es importante que la voz del pueblo estadounidense también sea parte del debate”, indicó Obama en una comparecencia ante los medios tras reunirse con las familias.

En este sentido, el presidente estadounidense instó a los ciudadanos a que escriban correos electrónicos, tuiteen e involucren a sus amigos para que sean escuchados por los legisladores, y subrayó que para alcanzar este acuerdo, con el que pretende también que los más ricos aporten más a las arcas públicas, es necesaria la implicancia social, como sucedió hace un año con la extensión de la rebaja del impuesto a los sueldos y la extensión de los subsidios por desempleo.

Con la agenda presidencial centrada en el “precipicio fiscal”, la Casa Blanca lanzó ayer en las redes sociales la etiqueta My2K para subrayar la crisis a la que se enfrentaría el país a finales de año si no se alcanza un acuerdo bipartidista sobre este asunto y Obama pidió a los ciudadanos que hagan uso de ella. La etiqueta destaca el supuesto incremento de 2200 dólares promedio anuales que pagarán de más las familias estadounidenses de clase media si el Congreso no alcanza una solución para evitar que las reducciones fiscales vigentes expiren y que nuevos recortes de gastos se activen a finales de año. Los miembros de la Casa Blanca, como su portavoz Jay Carney, utilizaron My2K desde sus cuentas oficiales y la misma se convirtió a media mañana de ayer en la cuarta palabra más repetida en Twitter en Estados Unidos. No es la primera vez que la Casa Blanca desarrolla etiquetas en esa red social, previamente implementó etiquetas por temas fiscales (“40dollars”) y de intereses de créditos estudiantiles (“dontdoublemyrate”).

Asimismo, la Casa Blanca anunció ayer que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, almorzará hoy con Mitt Romney. El encuentro, que tendrá lugar en el comedor privado de la residencia presidencial y que será a puertas cerradas, será el primer cara a cara entre ambos desde que Obama acabó con las aspiraciones de Romney de ocupar la presidencia, al lograr revalidar su mandato en las elecciones del 6 de noviembre. Una semana después de su victoria, el presidente norteamericano aseguró en rueda de prensa que le gustaría intercambiar ideas con Romney antes de fin de año. Según explicó, a su juicio el republicano demostró a lo largo de su carrera política tener muchas buenas ideas y capacidad de mejorar los resultados de las organizaciones que tuvo a su mando.

Romney apenas fue visto en público desde su derrota. El Partido Republicano, además, se fue alejando de él y de sus propuestas al considerar que parte de éstas, como su dura postura en materia migratoria, fueron las responsables del alejamiento de las minorías que en buena parte causó la derrota del partido. El candidato presidencial republicano y ex gobernador de Massachusetts recibió críticas más duras aún dentro de sus propias filas después de que, a mediados de mes, acusara a Obama de haber logrado la victoria gracias a los regalos “muy generosos” que prometió a las minorías, como la reforma migratoria a los hispanos. De hecho, el Partido Republicano dio un fuerte giro entre otros en materia migratoria y, en las pasadas semanas, ha ido abriéndose cada vez más a la posibilidad de aprobar una propuesta legislativa en este sentido. Se espera que esto empiece a gestarse de forma más activa el año próximo, una vez superada la amenaza del “precipicio fiscal” que constituye la primera prioridad de republicanos y demócratas.

Compartir: 

Twitter
 

“Es una decisión que afecta a las familias”, dijo ayer Obama ante ciudadanos de clase media.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared