SOCIEDAD › EL CASO DE SALADILLO VIRA HACIA UN PROBLEMA DE RELACIONES INTERPERSONALES

Con la mira en los amigos

La chica golpeada sigue en shock psicológico. Aunque en un primer momento se habló de patotas y un violador serial, la Justicia sospecha ahora que podría tratarse de una venganza vinculada con cuestiones afectivas. Investigan las relaciones de la adolescente.

 Por Raúl Kollmann

El drama de Saladillo, con una adolescente en una especie de coma tras ser golpeada y posiblemente violada, junta piezas de un rompecabezas que no se termina de armar del todo. En principio, la familia de ella se orienta hacia una venganza perpetrada por allegados a un joven de 22 años, Marcos Gorosito, quien se suicidó el viernes colgándose en su casa. Los familiares y amigos de Gorosito creen que el muchacho se suicidó por un desengaño amoroso justamente con esa joven, a la que le echarían la culpa de la muerte. En el medio aparece un embarazo de la chica, que habría perdido a los siete meses de gestación. No está claro si el embarazo fue producto de la relación con Gorosito, pero la familia de la víctima dice que no, que la relación con el muchacho que se suicidó fue ocasional y que no pudo ser motivo de que se quitara la vida. El único detenido se llama Eduardo Morales: es amigo de Gorosito y conocido de la joven.

El caso motivó dos marchas en Saladillo en reclamo del esclarecimiento. Es que, de entrada, se hablaba de un hecho de inseguridad e incluso el fiscal Alberto Sarramone se despachó con un diagnóstico asombroso: que el ataque fue obra de “un psicópata serial”. En paralelo se difundió la hipótesis de que la chica había sido agredida y violada por una patota que la vio pasar, que los agresores eran de Roque Pérez y que la dejaron tirada en las vías del ferrocarril donde después la encontraron guardias urbanos. Cualquiera de estas alternativas alimentaba una histeria general, con supuestos violadores andando libres por Saladillo. Es que la chica fue encontrada con una gran cantidad de golpes y patadas, algunos en la zona genital, la ropa rasgada y rastros de una violencia inusitada. De todas maneras, hasta ayer seguía sin estar claro si hubo violación.

El caso empezó a tomar un rumbo distinto, en La Plata, tras el traslado de la joven a la capital bonaerense. Es que en Saladillo no había un especialista en psiquiatría que participara de la recuperación de la chica, que ahora ya abrió los ojos, pero no habla y no reacciona. Todo indica que se halla en un estado de shock psicológico.

Durante la jornada del martes, la procuradora bonaerense María del Carmen Falbo decidió enviar dos instructores judiciales como refuerzo a la investigación del fiscal y, sobre todo, para reencauzar una pesquisa que iba camino al papelón. Hubo un careo entre una hermana de la víctima, Ruth, y una amiga de la chica, en el que empezaron a aparecer otros elementos: el suicidio de Marcos y algunas amenazas de los amigos de él contra la joven. El careo no pudo concluir porque la amiga sufrió una crisis. La nueva hipótesis llevó a la detención de cuatro jóvenes, tres de los cuales quedaron en libertad: el único que continúa detenido es Morales, amigo del joven que se suicidó el viernes y novio de una amiga de la adolescente golpeada.

A esta altura de la investigación parece claro que no hubo una patota al paso ni un psicópata.

- Ruth, la hermana de la víctima, dijo ayer que el ataque fue producto de una venganza. Y mencionó en concreto el suicidio de Marcos el viernes pasado.

- “Miré el celular de mi hermana –dijo Ruth– y no hay menciones a Marcos. No creo que haya sido una relación importante. Ella me dijo que salió con él dos veces, pero nada más. Después nos enteramos del suicidio, pero lo que se decía es que Marcos había tenido problemas con una ex pareja. No creo que se haya suicidado por una chica de 14 años”, redondeó la hermana.

- La versión que tienen los investigadores es distinta: en el celular de la joven, el número de Marcos estaba agendado como “amor”. La relación –creen en la fiscalía– era más importante de lo que se dice y no se descarta para nada que el joven se haya suicidado porque ella empezó a entablar una nueva relación.

- La propia Ruth también contó ayer que su hermana había perdido un embarazo. Sostuvo que ello ocurrió hace cuatro meses y que llevaba siete meses de gestación. No está claro si el embarazo fue fruto de su relación con Marcos.

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, enmarcó el caso sobre el mediodía: “Está relacionado por una cuestión de relaciones interpersonales. Por ahora, la chica no está en condiciones de declarar. Está en estado de shock. Creo que fácilmente, en cuanto esté en condiciones de declarar, va a explicar lo que pasó, porque son todos conocidos”. En la familia existe la misma convicción: ella conoce a quienes la atacaron y los va a identificar no bien mejore su estado de salud. El conocimiento entre la adolescente, sus amigas y los agresores también explicaría las contradicciones a la hora de los careos y las declaraciones judiciales de los últimos días.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La familia de ella se orienta hacia una venganza perpetrada por allegados a un joven de 22 años.
Imagen: Gentileza La Síntesis de Saladillo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared