EL MUNDO › EL VICEPRESIDENTE ANUNCIó LA EXPULSIóN DE DOS ASESORES MILITARES DE LA EMBAJADA DE ESTADOS UNIDOS

Antes, Maduro denunció una conspiración

Horas antes de anunciar el fallecimiento de Chávez, Maduro informó de un plan desestabilizador organizado desde la embajada norteamericana. Dos militares estadounidenses habían contactado a venezolanos para tentarlos.

En su primera aparición del día, horas antes de que anunciara el fallecimiento de Hugo Chávez, el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que “los enemigos de la patria” tanto aquí como en el exterior, particularmente en los Estados Unidos, tienen como objetivo “la destrucción de nuestros pueblos. Ellos han decidido activar planes para la desestabilización”, afirmó. En este punto, el vicepresidente informó que había decidido expulsar de Venezuela, en un plazo de 24 horas, a un agregado aéreo de la Embajada de Estados Unidos, David Del Mónaco, por contactar a militares venezolanos para desestabilizar. El canciller de Venezuela, Elías Jaua, anunció poco después la expulsión de un segundo integrante de la Agregaduría Aérea de la Embajada de Estados Unidos, a quien identificó como David Costal.

Oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) dijeron haber sido contactados personalmente o por vía telefónica por ambos estadounidenses para, primero, investigar la situación de la fuerzas armadas y, en segundo lugar, proponerles proyectos desestabilizadores. “Para conectarlos con los proyectos desestabilizadores”, precisó Maduro en una intervención transmitida por televisión. Ello atenta, añadió, “contra la estabilidad militar y política de nuestro país cuyo gobierno ya le entregó a la embajada estadounidense la nota verbal respectiva en la que se informa de la expulsión”.

“A Venezuela se le respeta, a nuestra fuerza armada se le respeta”, agregó el vicepresidente. Maduro dio cuenta, sin proporcionar otros detalles, de que, además de la expulsión, el gobierno venezolano estaba “tras las pistas de otros elementos que configuran todo este cuadro venenoso, para buscar perturbaciones y configurar un cuadro para dar un zarpazo”. Lo que se pretende, insistió, es atentar “contra la vida social de nuestra patria, contra la paz de nuestra patria, de nuestro pueblo”.

El respeto

Por su parte, Jaua recordó luego que Chávez había expresado a funcionarios del gobierno del presidente Barack Obama su deseo de tener relaciones normales de respeto y que así se lo dijo, por ejemplo, a la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton cuando hace dos años coincidieron en Brasil. Posteriormente, en noviembre pasado, prosiguió Jaua, comenzó un último esfuerzo en ese sentido y a solicitud de un funcionario norteamericano se abrió un canal de comunicación. “Sin embargo, a la par de esas conversaciones, no han cesado las declaraciones injerencistas de diversos funcionarios del gobierno de Obama, pese a lo cual nosotros mantuvimos la disposición a mantener el espacio de comunicación y de diálogo”, destacó Jaua.

Maduro dijo al respecto que el gobierno de Venezuela conoce los lobbies que está desarrollando el imperialismo estadounidense para tratar de generar algún tipo de clima antivenezolano y que hay lobbistas con cédula de identidad venezolana, a quienes llamó “traidores”, a los cuales “les llegará su hora más temprano que tarde”. Jaua indicó que se abrió un proceso de averiguación por parte de los organismos de Inteligencia del Estado, especialmente organismos de Inteligencia militar, para explorar hasta dónde llegaron esas acciones ilegales. “Está abierta una investigación que seguramente nos llevará a conexiones contra la derecha corrupta apátrida”, agregó Jaua, y señaló que el representante más simbólico de la derecha está en Nueva York, en alusión al ex candidato presidencial y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles.

El Pentágono

El Pentágono ratificó que Del Mónaco y Costal habían sido expulsados de Venezuela, tal como lo había anunciado el gobierno venezolano. “Estamos al tanto de las acusaciones realizadas por el vicepresidente venezolano (Nicolás) Maduro en la televisión estatal y podemos confirmar que nuestro agregado aéreo, el coronel David Del Mónaco, está de vuelta en los Estados Unidos”, dijo en un comunicado el portavoz del Pentágono, Todd Breasseale. En otra declaración posterior, Breasseale confirmó que un miembro adicional del personal en la embajada estadounidense en Caracas, el agregado aéreo adjunto Devlin Costal, también había sido echado de Venezuela. “Costal se encuentra ya en Estados Unidos y no volverá (a Venezuela)”, precisó Breasseale. El portavoz no dio más detalles ni reaccionó a las acusaciones específicas de Maduro de que el agregado estadounidense había propuesto proyectos desestabilizadores a militares venezolanos en servicio activo. El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo en su conferencia de prensa diaria que el anuncio de Maduro ocurría en el mismo momento en que él se dirigía a los periodistas, y refirió al Departamento de Estado para más información.

Compartir: 

Twitter
 

El vicepresidente Nicolás Maduro anunciando el fallecimiento de Hugo Chávez, horas antes había denunciado un plan desestabilizador de Estados Unidos.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.