EL MUNDO › COREA DEL NORTE AVISA QUE NO PODRA GARANTIZARLES LA SEGURIDAD

Advertencia a las embajadas

Poco después de conocida la noticia, la Cancillería de Corea del Norte advirtió que una guerra es “inevitable” debido a la creciente hostilidad de parte de Estados Unidos. Reino Unido, Francia y la ONU no van a evacuar.

Corea del Norte pidió ayer a todas las embajadas extranjeras que evalúen evacuar a su personal ante el aumento de la tensión con Corea del Sur y advirtió que no podrá garantizar la seguridad de los diplomáticos después del 10 de abril. Ante el anuncio, las legaciones diplomáticas de Reino Unido y Francia, y de igual forma la Organización de las Naciones Unidas (ONU), anticiparon que no prevén evacuar a su personal. En este contexto, el gobierno de Estados Unidos manifestó que no se sorprendería si Corea del Norte cumple sus crecientes amenazas.

El pedido se conoce en momentos de extrema tensión entre el gobierno norcoreano del presidente Kim Jong-un, por un lado, y Corea del Sur y Estados Unidos, por otro. Poco después de conocida la noticia, la Cancillería de Corea del Norte advirtió que una guerra es “inevitable” debido a la creciente hostilidad de parte de Estados Unidos. “La pregunta no es si va a estallar una guerra en la península coreana, sino cuándo va a estallar ante esta creciente amenaza de Estados Unidos”, dijo la Cancillería norcoreana en una declaración a la agencia de noticias estatal china Xinhua. Rusia fue el primer país en comunicar la advertencia norcoreana a las misiones diplomáticas. “La propuesta ha llegado a las embajadas que trabajan en Pyongyang y ahora estamos intentando aclarar esta situación. Hemos planteado varias preguntas que en este caso era necesario hacer a nuestros vecinos norcoreanos”, afirmó el canciller ruso, Serguei Lavrov, en declaraciones en Tashkent, Uzbekistán. Lavrov aseguró que las autoridades del régimen comunista presentaron sólo una propuesta y no una decisión definitiva sobre la evacuación.

La embajada rusa es una de las pocas misiones diplomáticas extranjeras acreditadas ante el régimen comunista norcoreano. Además, figuran las embajadas de China, Cuba, Suecia, Polonia, Reino Unido, República Checa, Rumania, India, Pakistán, Siria, Egipto, Vietnam y Palestina, entre otras. En Londres, la Cancillería británica expresó que Corea del Norte pidió a aquellas embajadas que deseen evacuar a sus diplomáticos que le presenten planes de contingencia antes del 10 de abril y que después de esa fecha ya no puede garantizar la seguridad de la misión, aunque agregó creer que la solicitud es sólo retórica. Ante la advertencia, el Reino Unido anunció ayer que no tiene planes inmediatos de evacuar su embajada en Pyongyang, pero precisó que estaba en contacto con sus socios ante la escalada de tensión en la península coreana, según el Ministerio de Relaciones Exteriores británico. Similar fue la postura de Francia. “Nos tomamos la situación en serio y estamos en estrecha coordinación con nuestros socios europeos y con las agencias de Naciones Unidas. En esta fase no está planteado evacuar al personal de la oficina francesa de cooperación, compuesta por dos agentes”, señaló un portavoz ministerial. También la ONU afirmó que no tiene previsto evacuar a su personal. El organismo se sumó a las negociaciones en marcha y su personal se sumó al de las distintas embajadas en un encuentro en el Ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano en Pyongyang. Según la Convención de Viena por la que se rigen las sedes diplomáticas, los gobiernos anfitriones deben facilitar la evacuación de embajadas en caso de conflicto interno o externo.

En este contexto, el gobierno norteamericano reiteró su postura. “Obviamente hemos visto los informes de que Corea del Norte podría estar haciendo preparativos para lanzar un misil y estamos vigilando de cerca esta situación. Y no nos sorprendería verles tomar tal acción”, aseguró ayer el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. En su rueda de prensa diaria, el vocero instó nuevamente a que ese país detenga las provocaciones y se centre en el cumplimiento de sus obligaciones internacionales.

La crisis se disparó por una reciente ampliación de sanciones de la ONU a Pyongyang por haber hecho un ensayo nuclear en febrero y por ejercicios militares conjuntos norteamericanos y surcoreanos que Corea del Norte considera una amenaza. Desde entonces, Corea del Norte anuló el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea (1950-1953), prometió rehabilitar su reactor de plutonio para reforzar su arsenal nuclear “en cantidad y calidad”, amenazó a Estados Unidos con un ataque atómico y desplazó misiles de mediano alcance a su costa este. Estados Unidos, que tiene 28.500 soldados en Corea del Sur, envió a la región dos destructores y dos aviones capaces de portar bombas atómicas y anunció que desplegará un escudo antimisiles en la isla de Guam. Expertos creen que Corea del Norte, país caracterizado por el extremo culto a sus líderes, podría lanzar a modo de prueba el Musudan –algo que hasta ahora no ha realizado– en los próximos días con motivo del aniversario, el 15 de abril, del nacimiento de Kim Il-sung, fundador del país y abuelo del actual dirigente.

Mientras, la tensa situación entre las dos Coreas en lo relativo al complejo industrial de Kaesong, único proyecto intercoreano vigente, parece haberse relajado ayer, día festivo en el Norte, tras dos jornadas en las que el régimen comunista impidió el acceso de empleados surcoreanos en un gesto sin precedentes.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados surcoreanos vigilan en un puesto de centinela de la Zona Desmilitarizada.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.