EL MUNDO › POR LA MUERTE DE DIEZ PERSONAS

Juicio a neonazis

Un histórico proceso contra la célula alemana neonazi Resistencia Nacionalsocialista (NSU), acusada de asesinar a diez personas entre 2000 y 2007, se reanudó ayer en Munich con un nuevo aluvión de recursos legales presentados por la defensa. En la quinta audiencia del juicio, uno de los tres abogados de la defensa de la principal acusada y única sobreviviente del trío neonazi, Beate Schaebe, argumentó que su cliente ya fue “condenada a priori” al ser tratada por miembros de instancias estatales como “integrante de una banda asesina”.

Según la abogada Anja Sturm, ya no es posible llevar a cabo un juicio imparcial, ya que, en el caso de los testigos, por ejemplo, no podrán efectuar declaraciones libres de influencias externas. “Prejuzgaron deliberadamente a nuestro cliente y provocaron que no pueda contar con un juicio justo”, indicó la defensa, que ya intentó en los primeros días del proceso torpedear el inicio bajo todo tipo de ardides legales. El presidente del tribunal de Munich, Manfred Gotzl, sin embargo, rechazó el recurso presentado por la defensa y por ahora la expectativa se centra en la declaración de Carsten S., un acusado de suministrar la pistola al trío formado por Schaebe, Uwe Mundlos y Uwe Bohnhardt, con la que asesinaron a nueve personas.

Este macroproceso judicial por violencia de ultraderecha, el más esperado en el país desde la Segunda Guerra Mundial, con más de 600 testigos y una expectativa mediática inédita, se interrumpió hace dos semanas por un receso vacacional en Alemania. Junto con el asesinato de las diez personas –ocho inmigrantes turcos, uno griego y una policía alemana–, el grupo neonazi está acusado de perpetrar dos atentados con bomba y quince robos a lo largo de más de una década.

Los otros dos miembros del trío se suicidaron en noviembre de 2011 mientras eran intensamente buscados por la policía. Schaebe incendió la vivienda que los tres compartían en Zwickau, en el este de Alemania, se entregó a la policía y desde entonces guarda silencio. Durante el proceso, que comenzó el 6 de mayo, con un retraso de tres semanas, se intentará aclarar las muchas incógnitas abiertas del caso, como el verdadero papel que de-sempeñó Schaebe en el trío y en los crímenes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.