EL MUNDO › HAY CASOS EXCEPCIONALES DE IRREGULARIDAD, DIJO EL CNE

La auditoría venezolana se termina

La autoridad electoral de Venezuela informó ayer que ya cumplió satisfactoriamente en un 95 por ciento la auditoría sobre los comicios presidenciales del 14 de abril pasado. Mientras tanto, dos de sus miembros hicieron declaraciones contradictorias acerca de presuntas irregularidades. “Para este momento hemos auditado 95 por ciento de las mesas de votación”, afirmó la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, durante la reunión extraordinaria de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) que sesionó en Quito.

La funcionaria reiteró que ya se cumplieron satisfactoriamente dos etapas de la verificación ciudadana de los votos y aseguró que la tercera y última concluirá este sábado, con la emisión del informe final por parte del CNE. Lucena ratificó que el margen de error es de 0,02 por ciento y que este nivel de discrepancia entre comprobantes y actas de escrutinio está debidamente soportado en los instrumentos electorales. En tanto, una de las directoras del CNE, la oficialista Socorro Hernández, admitió que se detectaron casos en que se emitieron votos suplantando la identidad de ciudadanos fallecidos, pero sostuvo que se trató de casos excepcionales.

“Está suficientemente probado, pero no podemos someter a la población a la zozobra por casos excepcionales. No tiene que ser motivo de un titular, de un escándalo”, dijo Hernández.

Sin embargo, la vicepresidenta del CNE, la también oficialista Sandra Oblitas, aseguró que el registro electoral estaba blindado y que los muertos no votaban. La revisión manual del total de los votos fue solicitada por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) opositora –la ley electoral exige verificar sólo 54 por ciento de los sufragios–, que alegó numerosas irregularidades durante los comicios en que el presidente Nicolás Maduro aventajó a su candidato Henrique Capriles Radonski por 1,49 punto porcentual.

No obstante, la MUD desistió de participar de la auditoría cuando el CNE resolvió limitarla al cotejo de los comprobantes y las actas de escrutinio, y no revisar los cuadernos de votación y el registro de huellas dactilares de los votantes. Por otra parte, el único rector no oficialista del CNE, Vicente Díaz, criticó que el organismo no haya divulgado un reporte que permita detectar si hubo generación artificiosa de votos en algunas mesas por parte del presidente de mesa, cuya huella es la única que permite activar la máquina de votación más de una vez.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.